Ir a contenido

Elecciones en Francia: Carta de una catalana que vive en París: "Mamá, vuelvo a casa"

Meritxell Sacasas

París

Macron gesticula durante su discurso en el mitin de Bercy, en París, el 17 de abril.

Macron gesticula durante su discurso en el mitin de Bercy, en París, el 17 de abril. / AFP / ERIC FEFERBERG

A pesar de que el clásico quitó el protagonismo a las Elecciones Presidenciales francesas, muchos españoles estaban atentos a sus resultados. En especial aquellos expatriados quienes, por razones obvias, trabajamos actualmente allí.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Que el triunfo de la derecha llegase también al hexágono no fue una sorpresa para la gran mayoría de nosotros, visto el escenario de creciente populismo y racismo que nos rodea. También ayudó el mandato no especialmente exitoso de François Hollande, su reforma laboral y su mala gestión económica y social.

Tres días después del último atentado en París, la ultraderechista Marine Le Pen obtiene el segundo mayor porcentaje de los sufragios gracias a un programa nacionalista marcado por duras medidas antimigratorias que contradicen la tradición republicana francesa. Tras obtener un 4,3% en el 2007 y un 13,6% en el 2012, el Frente Nacional sigue ganando votantes y supera el 20% en la primera vuelta, haciendo que tiemble la Comunidad Europea.

En primera posición, encabeza las elecciones presidenciales Emmanuel Macron, con una oratoria que nos hace recordar a la de Albert Rivera. Entre los vencidos quedan François Fillon, quien, a pesar de sus múltiples escándalos de corrupción, todavía tenía esperanzas de ganar, y Mélenchon, quien ha ganado adeptos gracias al hundido Partido Socialista.

Macron y Le Pen disputarán por la presidencia en una segunda vuelta donde se espera que el voto de la izquierda, motivado por sus candidatos, apoye al centrista.

La precariedad laboral en España me obligó a emigrar a París, donde llevo casi dos años trabajando como fisioterapeuta en la función pública. Macron pretende suprimir 120.000 puestos de trabajo de funcionarios y Le Pen promete un referéndum por el Frexit. Quizá sea ahora cuando deba empezar a plantearme el volver a España, quizá en dos semanas, al igual que lo hará el pueblo francés, me toque decidir y elegir la opción menos mala.

Participaciones de loslectores

Másdebates