El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

El verdadero sentido de los derechos humanos sobre las personas con discapacidad que duermen en la calle

JULIO CARBO

Un sin techo en el passeig de Gràcia.

Santiago Ortiz LerínCórdoba

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Viernes, 12 de abril del 2019 - 06:45 h

La Declaración de las Naciones Unidas del año 1948 no se llama «Declaración Universal de las Libertades humanas», sino «Declaración Universal de los Derechos Humanos», y la cuestión radica en que la palabra libertad es un término difuso y abstracto, mientras que la palabra derecho es concreta y taxativa, es decir, uno tiene derecho a vivir, a ser tratado igual que los demás, a ser protegido por el sistema judicial, a pensar distinto, a votar, a no ser discriminado, a ser atendido por la sanidad pública...

Todos estos son derechos que conforman el término genérico de libertad, es decir, que nadie dice que un indigente tiene derecho a morirse en la calle, a ser discriminado por servicios sociales, a no recibir un tratamiento médico adecuado ni a ser excluido de la renta básica, puesto que los derechos negativos no existen, pues existen derechos y obligaciones, pero entre estas últimas no se puede obligar a nadie ser discriminado ni a pudrirse en la miseria.

Por eso cuando determinadas instituciones tienen bajo su amparo a personas discapacitadas en indigencia durmiendo en la calle, no pueden decir que tienen la libertad de hacerlo en base a la Convención de Nueva York de las Naciones Unidas de 2006 de derechos de personas discapacitadas, pues justamente, como la Declaración Universal de Derechos Humanos, no se habla de libertades de discapacitados, sino de derechos, y en sentido positivo.

Las Naciones Unidas y el BOE no aprobaron este texto para que personas con enfermedades mentales y tuteladas con dinero público se degraden en la calle basándose en derechos y libertades que no existen, la única libertad es la de los derechos positivos, que sean protegidos, que no sean discriminados, que tengan recursos residenciales, asistencia sanitaria en el grado necesario y políticas de integración social para no que continúen siendo discriminados.

Participaciones de los lectores

La decadencia del programa 'Juego de niños' de TVE

Fernando Gonzalez Tejedor Barcelona

Dos años de la intentona de la sociedad catalana: ¿Valió la pena?

Màrius Tàrraga Carmen Sant Adrià de Besòs

Pronto se cumplirán dos años de una verdadera prueba de fuego para la sociedad catalana. Días en los que "esteladas" y "rojig... Seguir leyendo

Políticos, política y otros derivados: compruebo que cualquier excusa es buena para que suceda de todo menos pactar

Blanca Gotor Barcelona

Nunca me ha entusiasmado la política, sin embargo parece ser que por nuestro modelo de sociedad, tampoco podemos escapar de ella. Ciertamente compruebo que estamos&#... Seguir leyendo

El egocentrismo de Iglesias puede llevarnos a más elecciones

Serafin Valladares Guimeráns Cangas del Morrazo

Está claro que cada día que pasa Pablo Iglesias se está acorralando él solo. Tome la decisión que tome el desgaste que sufre ... Seguir leyendo

'Desidia', 'Mala' y 'Praxis'

Emili Roca Cornellà de Llobregat

Podríamos analizar dos palabras por separado, luego juntarlas y analizar el contexto.... Seguir leyendo

No se olviden, señores de Foment, del tramo del cuarto cinturón entre Granollers y Terrassa

Joan Palacín Caldes de Montbui

Foment del Treball ha reclamado a todas las administraciones un impulso financiero de 10.000 millones de euros, en el per... Seguir leyendo

Abascal: No sabe, no contesta

Miguel Fernández-Palacios Gordon Madrid

Atónito me dejó Santiago Abascal cuando, al ser preguntado sobre el cambio climático, contestó que ese tema ... Seguir leyendo

Tiempo de mentiras y de medias verdades que contaminan la cotidiana actualidad

Manuel Dobaño El Prat de Llobregat

No hace mucho, rememoré la que ha sido la aventura viajera más importante de mi vida. En familia, visionamos el reciclado video que años atrás grabé en ... Seguir leyendo

Los tres magníficos del tenis: el reconocimiento como el mejor jugador de la historia, en disputa

Enrique Stuyck Madrid

No cre... Seguir leyendo