El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

El verdadero sentido de los derechos humanos sobre las personas con discapacidad que duermen en la calle

JULIO CARBO

Un sin techo en el passeig de Gràcia.

Santiago Ortiz LerínCórdoba

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Viernes, 12 de abril del 2019 - 06:45 h

La Declaración de las Naciones Unidas del año 1948 no se llama «Declaración Universal de las Libertades humanas», sino «Declaración Universal de los Derechos Humanos», y la cuestión radica en que la palabra libertad es un término difuso y abstracto, mientras que la palabra derecho es concreta y taxativa, es decir, uno tiene derecho a vivir, a ser tratado igual que los demás, a ser protegido por el sistema judicial, a pensar distinto, a votar, a no ser discriminado, a ser atendido por la sanidad pública...

Todos estos son derechos que conforman el término genérico de libertad, es decir, que nadie dice que un indigente tiene derecho a morirse en la calle, a ser discriminado por servicios sociales, a no recibir un tratamiento médico adecuado ni a ser excluido de la renta básica, puesto que los derechos negativos no existen, pues existen derechos y obligaciones, pero entre estas últimas no se puede obligar a nadie ser discriminado ni a pudrirse en la miseria.

Por eso cuando determinadas instituciones tienen bajo su amparo a personas discapacitadas en indigencia durmiendo en la calle, no pueden decir que tienen la libertad de hacerlo en base a la Convención de Nueva York de las Naciones Unidas de 2006 de derechos de personas discapacitadas, pues justamente, como la Declaración Universal de Derechos Humanos, no se habla de libertades de discapacitados, sino de derechos, y en sentido positivo.

Las Naciones Unidas y el BOE no aprobaron este texto para que personas con enfermedades mentales y tuteladas con dinero público se degraden en la calle basándose en derechos y libertades que no existen, la única libertad es la de los derechos positivos, que sean protegidos, que no sean discriminados, que tengan recursos residenciales, asistencia sanitaria en el grado necesario y políticas de integración social para no que continúen siendo discriminados.

Participaciones de los lectores

Una carta de Pablo Iglesias...

Casilda Acebal Miñano Pamplona

Acabo de recibir una carta de Pablo Iglesias, la he abierto con un poco de desgana. La política últimamente me produce rechazo. Si... Seguir leyendo

Assange: ¿heroi o perill?

Eulàlia Isabel Rodríguez Pitarque Torroella de Montgrí

Aquests dies hem pogut veure el rostre del fundador de Wikileaks. Com han passat els anys des de l'última imatge! El seu rostre lògicament ara ... Seguir leyendo

La diversidad con otros ojos

Francisco Fajardo Pérez Premià de Mar

31 de marzo de 2019: un usuario de Twitter cuelga una imagen en su perfil con la humilde intención de quien pre... Seguir leyendo

El pueblo es soberano

Conrado Gallego Collado Villalba

Siempre se ha dicho que una casa hay que empezarla por los cimientos y no por el tejado. En España hay muchos problemas a mejorar, como la educ... Seguir leyendo

Vox, ¿Evolución o retroceso?

Quique Ruiz Huguet Ribaforada (Navarra)

En referencia a las próximas elecciones generales que se celebrarán el día 28 de este mes, nos encontramos en plena campaña p... Seguir leyendo

Atentado a la libertad individual y de expresión en la UAB

Juan Amaro Martinez Puigcerdà

Que un grupo de estudiantes de la UAB intentaran impedir la entrada de una candidata del PP... Seguir leyendo

Anem a votar tots; no podem perdre pistonada

Màrius Viella La Bisbal d¿Empordà

Estic veient part del "judici de la vergonya" i escoltant les vergonyoses declaracions dels que repartien les garrotades el dia 1-O i m'es... Seguir leyendo

Elecciones: debemos hablar de impuestos

Joan Palacín Caldes de Montbui

En esta campaña electoral que acaba de comenzar, sería bueno que se hablara con profundidad y rigor de los impuestos en Españ... Seguir leyendo

Julian Assange como ejemplo para descolonizarnos de EEUU

Andrés Marí Fombellida Calella

Castigar a Prometeo por habernos dado el fuego de la verdad, que es lo que algunos gobiernos -que dicen representar a sus pueblos- hacen con Julian Assa... Seguir leyendo