13 ago 2020

Ir a contenido

"El rebrote en Lleida demuestra que la política preventiva no ha existido"

José Luis Raposo Toja

José Luis Raposo Toja

Control policial en la A-2 para vigilar la entrada y salida de vehículos tras el cierre del Segrià por el rebrote de covid. 

Control policial en la A-2 para vigilar la entrada y salida de vehículos tras el cierre del Segrià por el rebrote de covid.  / JORDI V. POU

Es evidente que la política preventiva es prioritaria sobre la correctiva. Lo que se prevé permite tomar medidas que evitan daños mayores a posteriori. En el tan anunciado rebrote de Lleida ha quedado patente que la política preventiva de nuestros políticos locales y autonómicos no ha existido. Se han limitado a aplicar la correctiva, el confinamiento del Segriá, ante su inoperancia y obligados por las graves circunstancias. Es cierto que ha habido una enorme irresponsabilidad en una pequeña parte de la población, que incumplía de forma manifiesta las recomendaciones de distanciamiento social y uso de mascarillas.

Lo veíamos en algunas terrazas, en reuniones de jóvenes en los parques y de forma especial en los grupos de temporeros, durmiendo en grupo bajo los puentes y en el casco antiguo. Estos últimos, ¿son los culpable? ¿No son ellos unas victimas más? ¿No sucede todos los años lo mismo con este colectivo? ¿No sabían nuestros políticos locales y autonómicos que esto es cíclico? ¿Por qué no aplicaron medidas preventivas?

Desde hace ya bastantes días, Fernando Simón advertía de este riesgo y el pasado jueves 1 de julio concretamente incidió en lo que podría pasar en Lleida y en otros lugares con índices de contagio elevados, si no se tomaban medidas como podía ser el confinamiento por barrios o comarcas. Paradójicamente, el mismo jueves, la 'consellera' Alba Vergés desmentía esa posibilidad. El viernes se repite exactamente lo mismo y Vergés lo volvió a negar por segunda vez. 

Participaciones de loslectores

Másdebates