09 jul 2020

Ir a contenido

El rápido aprendizaje de Ciudadanos a cocinar 'pucherazos'

Rafa Zamora

Albert Rivera e Inés Arrimadas en el comité permanente de Ciudadanos.

Albert Rivera e Inés Arrimadas en el comité permanente de Ciudadanos. / JOSÉ LUIS ROCA

¡Bienvenidos al club! Ciudadanos, el partido que iba a “sanear” las instituciones, está cometiendo los mismos errores que sus hermanos mayores. El último caso lo hemos conocido hace horas: el “pucherazo” en las elecciones primarias de Ciudadanos para liderar el partido en Castilla y León. Haré un resumen: Silvia Clemente, ex presidenta de las Cortes de Castilla y León pertenecía al Partido Popular. Hace un par de semanas abandonó su partido y tres días después fichó por Ciudadanos.

Vamos, que de la noche a la mañana cambió su “chip” porque su ambición era mayor que su convicción. Como decía Groucho: “Estos son mis principios, si no le gustan… tengo otros". El caso es que la señora Silvia Clemente todavía lleva intrínseco el ADN del Partido Popular y esa mala costumbre de saltarse todas las reglas, porque piensan que nunca les van a pillar en un renuncio.

Total, han aparecido como por arte de magia 82 votos de más, y todos esos votos de más “casualmente” le votaban a ella (es fácil hacer la cuenta: había ganado con 561 y ahora se le han quedado en 479, que si los restamos son 82). Ahora han subsanado el “fallo”, pero me quedan muchas dudas.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

En primer lugar, ¿ha sido un error humano como dice el número 2 de Ciudadanos señor Villegas, o nos la han querido meter doblada y a última hora han reculado porque se había descubierto el pastel? No hay que olvidar que este señor recomendó el “fichaje” de Silvia Clemente.  Por otro lado, ¿el poder corrompe, o al ambicioso corrupto le gusta el poder?Y por último, ¿esta es la limpieza de las instituciones que prometía Ciudadanos? ¡Qué pronto ha aprendido a “cocinar pucheros”!

Participaciones de loslectores

Másdebates