Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

El fútbol como motor del consumismo

Messi, junto a sus compañeros, es aclamado en el entrenamiento a puertas abiertas de Argentina.

Messi, junto a sus compañeros, es aclamado en el entrenamiento a puertas abiertas de Argentina. / Natacha Pisarenko (AP)

Renovar la equipación de tu equipo favorito, bufanda, bandera, botas. Llevar el nombre de tu ídolo en la espalda. Mostrar al mundo lo orgulloso que te sientes al formar parte de algo, de un club, que se mueve por un sentimiento.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Las entradas para los partidos más importantes se acaban en minutos, conseguir ver a tu futbolista favorito en persona aunque sea desde la distancia es todo un logro y sueño.Y si no consigues esas ansiadas entradas corres a comprar un televisor para poder verlos y disfrutar de su juego.

El Mundial se acerca, uno de los acontecimientos más importantes y que más dinero mueve ya está aquí. Los bares y casas se llenarán de amigos y familiares que ansían la victoria de su equipo, pedirán comida y brindarán por un gran y esperado momento.

La música también tendrá un papel importante, la canción que nos representará conseguirá muchísimas visualizaciones y ayudará en la publicidad. Nos enseñara un himno que cantaremos a todo pulmón cuando nuestro equipo salga.

En conclusión, el fútbol mueve masas e incrementa el hábito del consumo.

Participaciones de loslectores

Másdebates