24 feb 2020

Ir a contenido

El dilema del escaparate

Pablo Benítez Aguilar

Pablo Benítez Aguilar

Vilanova del Camí

Me vino extrañada (no era para menos), se acercó a mí y me pidió que resolviera el misterio del escaparate. Fui a observar el susodicho sitio y me quedé atónito, no se parecía en nada a ningún idioma antiguo, no era semita, las letras eran comunes, de las de siempre pero no me sonaba ningún idioma (al menos conocido por mí). Igual era algún idioma transliterado por ejemplo chino, pensé para mis adentros. Cuando de repente pensé en aquel tipo que escribía de una forma particular, recordé sus manuscritos polvorientos (era Leonardo Davinci) y hallé la solución a tal dilema. La cogí del brazo y le dije: entra dentro y compra algo, entenderás el secreto que no te deja dormir, así lo hizo y salió despavorida del sitio agradeciéndome tamaño hallazgo. Se lee desde dentro, me dijo. Así es, respondí, mientras saboreaba la cerveza tan bien merecida.

Participaciones de loslectores

Másdebates