30 oct 2020

Ir a contenido

El daño del plagio del Rector de la Universidad Rey Juan Carlos

Sergio F. García

El recotr de la Universidad Juan Carlos I, Fernando Suárez (derecha), con José María Aznar y Mario Vargas Llosa, en el 2015. 

El recotr de la Universidad Juan Carlos I, Fernando Suárez (derecha), con José María Aznar y Mario Vargas Llosa, en el 2015.  / JOSÉ LUIS ROCA

Hace semanas que gotean en los medios las noticias sobre los plagios del Rector de la Universidad Rey Juan Carlos y, a pesar de lo grave del asunto, aún es difícil para muchas personas entender el alcance que tiene la permanencia del Rector en su cargo.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Soy profesor y hace unos días, por primera vez, suspendí a un alumno por plagio al haber copiado íntegramente su trabajo de internet. Nuestro conocimiento se construye sobre las ideas y los hallazgos ajenos.  Por eso en el mundo académico resulta inaceptable socavar el principio básico de reconocer y acreditar la obra ajena, seas investigador, profesor o estudiante.

O al menos era así hasta que el rector Fernando Suárez expuso sus cínicos argumentos sobre "disfunciones del cargo" o "falta de originalidad" de los materiales usados. Mi alumno, justamente suspendido, por suerte no ha invocado los argumentos de todo un Rector universitario ante el criterio de un humilde profesor.

Pero el daño que hace a la ética académica y el mensaje que envía a nuestros estudiantes cada minuto que este rector permanece en su cargo es incalculable. 

Participaciones de loslectores

Másdebates