05 jun 2020

Ir a contenido

También esto pasará

Carmen López Machado

Uno de los módulos habilitados de Ifema.

Uno de los módulos habilitados de Ifema. / AFP

Hace tiempo leí una novela de Milena Tusquets, 'También esto pasará'. Un hermoso libro sobre pérdidas y cómo recuperarse a través de la incombustible alegría de vivir que todos llevamos dentro. El título de la narración se basaba, según la propia autora, en un cuento chino sobre un poderoso emperador que convocaba a los sabios y les pedía una frase que sirviese para todas las situaciones posibles. Tras meses de deliberaciones, los sabios se presentaron ante el emperador con una propuesta: «También esto pasará». 

Entretodos

Nada mejor que una frase china para una situación como la actual. Veo los hospitales colapsados, los sanitarios exhaustos y superados por la situación, una sanidad que ha sido mancillada gobernante tras gobernante. También a los trabajadores de supermercado, y al Ejército, desinfectando estaciones de tren, residencias de ancianos, calles y barrios, instalando hospitales de campaña. Ataúdes que se apilan en la morgue, crematorios para dar fin a un mal que huele a desconocido y a miedo. Familias que no pueden despedir a sus seres queridos, que no pueden acudir a los hospitales a ver a sus enfermos. Hileras de camas con respiradores artificiales, mascarillas y guantes, el signo de nuestro tiempo. Distopía que finalmente se hizo realidad.

Pienso en una venganza de la naturaleza maltratada por nuestra ansia económica. En teorías conspiratorias de virus surgidos en laboratorios para destrozar imperios en auge. Guerras que a principios del siglo pasado fueron con armas y ahora son bacteriológicas.

La muerte siempre nos atañe a los mismos. Me duele ver a mi país así, y también al resto de países. No sé quién es el culpable, no sé si se pudo hacer más. Habrá que verlo una vez pase todo este apocalipsis y pedir responsabilidades a todos los niveles. Solo sé que “también esto pasará”.

Participaciones de loslectores

Másdebates