06 abr 2020

Ir a contenido

No perdamos la oportunidad de educar a nuestros hijos en el esfuerzo y el sacrificio

Carlos Serrano Rodríguez

Un edificio de Barcelona con sus vecinos confinados en casa.

Un edificio de Barcelona con sus vecinos confinados en casa. / ELISENDA PONS

Menuda vergüenza de ciudadanos que luego van de postureo aplaudiendo y haciéndose selfis para subir a las redes sociales y seguir pasando de puntillas por la vida sin hacer nada digno que ayude a los demás. Esto es lo que sucede cuando se educa a una sociedad en el egocentrismo y la contemplación del propio ombligo, cuando lo más importante es lo que puedan opinar los demás cuando ven una vida falsa en internet, cuando solamente pienso en mi propio beneficio y me olvido de los otros.

Entretodos

No enseñemos a nuestros hijos a recibir un 'no', no mostremos a los más pequeños la importancia del sacrificio y de hacer por los demás alguna cosa que no me apetece, no mostréis lo que significa esforzarse, no enseñéis la palabra humanidad, empatía... Para una vez que los colegios están cerrados y no os educan a los hijos mientras vais a jugar a paddle, al gym de moda o a hacer el café con los amigos... para una vez que podéis educar de verdad... Seguid, seguid aplaudiendo a las 20 horas, seguid subiendo fotos en 'manis postureras', seguid donando comida cuando toca, pero mirando con desprecio...

Con más tristeza o alegría, con mayor o menor esfuerzo, saldremos de está situación, pero estamos perdiendo una maravillosa oportunidad de educar en muchos valores perdidos a las futuras generaciones. 

Gracias a todas aquellas personas que se sacrifican por los demás en su puesto de trabajo, directo o virtual, así como a las familias que siguen confinadas para intentar ayudar a los demás.

Participaciones de loslectores

Másdebates