El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

¿Dónde está la milagrosa proteína de la vida?

Sara AguadoEl Prat de Llobregat

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Martes, 24 de enero del 2017 - 13:00 h

Hace un par de días, estaba en el hospital de Bellvitge de visita a un pariente. Mientras sacaba un café de la máquina de ‘vending’, en la zona de espera de la planta séptima, frente a los ascensores, un señor emprendía una conversación circunstancial conmigo.

Al cabo de media hora, acabé sacando varias conclusiones de lo que, sin darme cuenta, había acabado siendo una improvisada entrevista. Primero, vi al hombre tan agradecido por ese lapso de atención, que rocé a imaginar lo que significa pasar casi media vida activa en un hospital y la necesidad de comunicación que eso genera.

Subía y bajaba las escaleras del centro hospitalario varias veces al día, se expresaba con entusiasmo, claridad y gentileza, y poseía una vitalidad que hay días de mi juventud que envidiaría. Era positivo.

Su mujer llevaba 20 años luchando por conservar su riñón, sus pulmones y algunas de sus vértebras. La cura de un órgano, llevaba a la deficiencia de otro. A veces, decía, parecía que iba a dejar de respirar y de repente despertaba para pedir la hora. El tiempo en un hospital tiene ritmo propio; viaja en una realidad paralela a la del mundo exterior.

El estoico marido dominaba ya tantos conceptos de anatomía y farmacología, que en pocos minutos me detalló el largo historial de su mujer y, gracias al correcto uso de la metáfora, logré visualizar uno de sus pulmones, en forma de cartón mojado.

También hubo lugar para hablarme de su difunto padre, inmune a la viruela y a otras tantas enfermedades. Jamás en la vida había enfermado. En el primer chequeo que le hacían, a los ochenta y pico de años, detectaron que poseía una proteína única en su organismo, la cual podía curar a otros pacientes. Le recetaron unos anticoagulantes y, al poco tiempo, murió.

El hijo accedió de buen grado a donar el cuerpo de su progenitor a la ciencia, ya que fue informado de que con su estudio iba a contribuir en gran medida al progreso de esta. Él se aferraba a la esperanza de una cura para su mujer. Yo me pregunté cuántos portadores de tan milagrosa proteína habría en cada una de las plantas de este hospital o de cualquier otro, si estaría en todos nosotros, o si tal persona estaría haciéndose su primer chequeo en ese momento.

Participaciones de los lectores

Va ser l'1-O un cop d'Estat?

Narcís Banchs Gèlida

Al govern Català se l'acusa de rebel·lió, de cop d'Estat, de malversació i altres actes delictius contra el Govern espanyol, pel fet de complir el manament del poble... Seguir leyendo

La mentalidad destructiva de humanos está incrustada en la política

Enric Vivanco Barcelona

El vértigo de las noticias dificulta tomar aliento para pensar con una base sólida, y buscar una cierta verdad, que es una mixtura de lo deseable y lo aparente. ... Seguir leyendo

Tot desmenteix la rebel·lió dels presos

Anna Maria Muntada Granollers

La exemplaritat cívica i resistent del milió de participans a la Diada d'aquest any ha sigut la norma que s'ha seguit des del començament fins el final.... Seguir leyendo

Los inmigrantes españoles en Argentina y Estados Unidos

José A. Avila Terrassa

Ahora que está de actualidad el tema de la inmigración, quisiera recordar a modo de pincelada histórica a aquellos emigrantes españoles que entre 1882 y... Seguir leyendo

Rivera, los lazos amarillos y el 155

Josep Pellicer Barcelona

Un refrán dice que en boca cerrada no entran moscas, pero hay quien la tiene bien llena de moscas, el señor Albert Rivera.... Seguir leyendo

Per què els constitucionalistes no es van poder manifestar lliurement?

Francesc Buixeda Santa Pau

Fa setmanes, els partits constitucionalistes tenien permís per manifestar-se a Barcelona contra l'obligatorietat de cursar el català a les... Seguir leyendo

"Vender armamento a quien no respeta los derechos humanos, nos hace cómplices"

Miguel Fernández-Palacios Gordon Madrid

El sistema capitalista es maquiavélicamente perverso poniéndonos en la disyuntiva de trabajo o bombas: unos se enriquecen con el negocio a... Seguir leyendo

Rèplica municipal: "Garantir la qualitat de l'aire, objetiu prioritari"

Ester López Cap de comunicació d'Ecologia Urbana de l'Ajuntament de Barcelona

En resposta a la carta de Juan I. Garrido, l'informem que garantir que la qualitat del nostre aire sigui òptima perquè la salut dels ciutadans ... Seguir leyendo

No cal baralla política, sí harmonia social

Francesc Carafi Sant Sadurní d'Anoia

Ara no toca. El ciutadà no ho vol, això. José Montilla deia “fets, no paraules”. Això sí que toca.... Seguir leyendo