29 oct 2020

Ir a contenido

Diversidad de opiniones sobre la sexualidad

David Lorenzo

Manifestación del Orgullo LGTBI del 2019 en Barcelona.

Manifestación del Orgullo LGTBI del 2019 en Barcelona. / JOAN CORTADELLAS

Durante la segunda mitad del siglo pasado, y especialmente a partir de los años 70, el colectivo LGTBI desarrolló una labor de reivindicación de ciertos derechos fundamentales. Esa labor continúa hoy en muchos países del mundo, países en los que una persona, por ejemplo, homosexual puede sufrir violencia verbal y física, algo que me parece inaceptable.En los países en los que el colectivo ha alcanzado el reconocimiento de ciertos derechos, su lucha y su proyecto se orientan ahora a concienciar y a transformar la visión que las personas o la población tienen sobre distintos temas relacionados con la sexualidad (la orientación sexual, la identidad sexual). Ese proyecto me parece respetable.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Sin embargo, me parece menos respetable que, en el desarrollo de ese proyecto, el colectivo LGTBI (o parte de él) no acepte -e incluso acalle- posiciones distintas o discrepantes sobre las ideas y concepciones de la sexualidad que fundamentan ese proyecto. Creo que una cosa es reconocer los derechos y el respeto que, como toda persona, merece una persona LGTBI, y otra compartir la visión de esa persona o de ese colectivo sobre temas de sexualidad. En una sociedad plural, lo primero -el respeto a la persona- es exigible. Lo segundo -el acuerdo con sus ideas sobre la sexualidad-, no.

Participaciones de loslectores

Másdebates