Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"La diversidad en el amor"

Sometida pero rebelde 8La escritora estadounidense Emily Dickinson.

Sometida pero rebelde 8La escritora estadounidense Emily Dickinson. / ARCHIVO

Lo que conocemos hoy de la vasta obra literaria de la poeta estadounidense Emily Dickinson es gracias, en parte, a los esfuerzos de su hermana Lavinia, que, tras la prematura muerte de la escritora, recopiló gran parte de sus trabajos para después publicarlos. La poeta del amor, como ha pasado a la historia, escribió en su día: “todo lo que sabemos del amor es que el amor es todo lo que hay”. Nacida poco antes de la mitad del siglo XIX en la puritana sociedad en la que le tocó vivir, quizá buscó plasmar con sus poemas un amor igual de inalcanzable y secreto, que marcó buena parte de su corta vida. Si la poeta pudiera ver hoy en día los grandes y sacrificados pasos que se han dado en todo lo concerniente a esa diversidad en el amor con la que casi sin dudas ella soñó, sentiría que el mundo, a pesar de los pesares, era un poco más igualitario.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Efectivamente, han sido grandes los avances, no solo en los derechos de los que quieren 'diferente', también la sociedad ha ido (afortunadamente) evolucionando y para algo tan viejo como el mismo mundo como es amarse y quererse, no hay que esconderse. Falta todavía, sin duda, camino que recorrer. Se necesitan leyes más igualitarias, que establezcan normas claras y despejen todas aquellas dudas que puedan surgir y, sobre todo, para que los más intolerantes no tengan ni un argumento en contra. Entonces y solo entonces tal vez esa diversidad en el amor con la que soñó la poeta, se pueda de verdad cumplir.

Participaciones de loslectores

Másdebates