Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Los descuidos de la app 'La meva salut'"

Una paciente es atendida por una doctora en el CAP Ramon Turró, en Barcelona.

Una paciente es atendida por una doctora en el CAP Ramon Turró, en Barcelona. / ARCHIVO / JULIO CARBO

Teniendo planificada una operación hospitalaria, preferí ser previsor y me puse en contacto con mi médico de cabecera una semana antes, mediante la aplicación La Meva Salut, para evitar desplazamientos cuando volviera del hospital. Todo controlado; cuando llegara a casa, solo tenía que enviar el informe de la intervención a través de la propia aplicación y me enviarían los partes de baja y de alta. Perfecto.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Me operaron, llegué a casa… y me encontré con que mi médico se había ido de vacaciones y no constaba nadie (ni siquiera mi enfermera) para poder enviarle el informe. Sin salir de mi asombro, llamé al CAP y conseguí hablar con un médico que se sacó el muerto de encima y me dijo que la única opción era, si nadie podía hacerlo por mí (como era el caso) desplazarme personalmente, por lo que tuve que ponerme un pañal (tenía pérdidas de orina mezclada con sangre) y dirigirme al CAP medio mareado a entregar el informe.

El hecho de que en algún momento sea imposible enviar un documento porque nadie se ha molestado en asegurarse de que exista un ‘plan B’ es totalmente inaceptable, y ya no es culpa de la pandemia, sino de la ineptitud humana. No quiero ni pensar en cuántos ‘descuidos’ más puede tener la aplicación.

Por todo esto, por mí ya pueden ahorrarse esa campaña de ‘La Meva Salut es guai’, las excusas y las disculpas que, a pesar de haberme quejado en la encuesta del propio portal (supongo que ni se lo miran… o que les importa un bledo) nunca llegaron.

Participaciones de loslectores

Másdebates