Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"No deberíamos guiarnos más por el envoltorio que por el interior"

"No deberíamos guiarnos más por el envoltorio que por el interior"

Ferran Nadeu

Todos nacemos con un 'envoltorio', con unas características físicas que la genética nos proporciona en suerte. De modo que, si somos afortunados y coincidimos con los cánones de belleza en vigor, nuestro camino por la vida será más transitable y gratificante. Hasta encontrar trabajo y pareja puede ser más sencillo, y nuestra aceptación social en general estará asegurada.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Por el contrario, ay de aquel al que la naturaleza le haya jugado una mala pasada con su físico o su tendencia a alterar unos centímetros o kilos el patrón establecido, porque puede ser señalado, objeto de burlas crueles y, a veces, acosado. Y qué decir de las consecuencias negativas en su autoestima debido a la discriminación y rechazo social.

La búsqueda de la belleza y la proporción quizá obedezca más a un instinto primario, que tiene por objeto garantizar una descendencia sana y fuerte, que a criterios de índole racional. Elegir los regalos por la belleza del envoltorio sin averiguar lo que pueda haber en su interior no parece la decisión más inteligente. Y es que, bastante antes de los cien, todos calvos y jorobados.

Participaciones de loslectores

Másdebates