El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

Un cuento de flores y mantas

ÁLVARO MONGE

Una floristería de Barcelona, ayer.

Juan José Pérez MuranoBarcelona

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Viernes, 12 de julio del 2019 - 07:15 h

Érase una vez una ciudad muy grande con grandes aceras que inventó un ingeniero cuyo nombre era Idelfonso Cerdá. Gracias a esta persona se diseñó una ciudad donde las personas y vehículos convivían con toda tranquilidad, hasta que un día una alcaldesa se dio cuenta que algunas floristerías ocupaban un espacio de las aceras para mostrar las flores y plantas que ofrecían a los ciudadanos y estos estaban contentos y alegres por su colorido.

Pero la alcaldesa decidió multar a los floristas por ocupar una pequeña parte de las aceras, llámese espacio público. Y entonces se acabó, colorín colorado, las flores en las aceras.

Niños, niñas, el cuento no se ha acabado, y aquí es cuando al explicar este cuento los niños me preguntan el porqué. La alcaldesa de este cuento no deja, si no le pagan al ayuntamiento, exhibir a los floristas sus flores tan bonitas en las aceras, cuando ellos ya pagan religiosamente los impuestos municipales, y en cambio la alcaldesa deja que muchos, muchos vendedores de una diversidad de prendas, calzado...casi todo de imitación, ocupen grandes espacios públicos sin pagar ningún tipo de impuesto.

Niñas, niños, el final de este cuento algún día os lo explicará la alcaldesa u otra persona que ocupe su lugar. Lo siento, pero yo no tengo la respuesta, tal vez al leer este cuento desde aquel ayuntamiento alguien os dé un final. Ojalá sea pronto y pueda explicar todo el cuento con un final feliz a mi nieto, quien solo tiene dos años, antes que él me lo pregunte y no tenga respuesta.

Participaciones de los lectores

Cambios en el léxico para conseguir que suene bien lo que está mal

José Luis Ontiveros Miras Igualada

La Iglesia y los judíos: el desconocimiento me entristece

Francisco Javier de la Muñoza Mollet del Vallès

La llegada del 5G: Los avances tecnológicos no siempre son para bien

Beatriz Sancho Zaragoza

Convicción, o más bien responsabilidad: maniobras y colisiones

Rafael Granero Chulbi Barcelona

Señores Casado, Iglesias, Rivera y Sánchez, varios articulistas de distintos medios han analizado sus últimas acciones pl... Seguir leyendo

Inés Arrimadas com a Doña Lío Portapartes, señora con malas artes

Jaume Farrés Olesa de Montserrat

Memento Park de Budapest

Eulàlia Isabel Rodríguez Pitarque Torroella de Montgrí

A Budapest he pogut visitar el Memento Park. És un espai allunyat del centre, on exposen unes quantes escultures enormes... Seguir leyendo

"Mi nieta y yo casi nos ahogamos en Sitges y no había ningún socorrista en la playa"

Mª Teresa Simeón Barcelona

El día 7 de julio, mi nieta de 7 años y yo estuvimos a punto de morir ahogadas de no ser por una pareja de jóvenes de unos 17 años quienes... Seguir leyendo

Ciudadanos: un camaleón en constante e insólita metamorfosis

José Manuel Fernández Arroyo Barcelona

Ciudadanos es especialista en meterse en grandes jardines, en toda clase de jardines. En la manifestación del Orgullo LGTBI... Seguir leyendo

Polítics i política: Diuen servir a la societat, quan en realitat se serveixen d'ella

Joan Masdemont Serra Barcelona

La política s'hauria d'entendre com un servei a la comunitat. Si així fos, res seria més noble i lloable, però per desgràcia això queda ... Seguir leyendo