El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

El circo de los despidos

ARCHIVO

Charlie Rivel.

Beatriz Rivas VillalbaCuarte de Huerva

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Miércoles, 7 de febrero del 2018 - 12:00 h

La Carpa ya está montada. En su interior, los operarios revisan la seguridad de los accesos y dan los últimos retoques al montaje de gradas y escaleras. Entre bambalinas, acróbatas hacen sus estiramientos, payasos ensayan sus movimientos frente al espejo y técnicos comprueban el estado de cuerdas, barras de equilibrio y redes de seguridad.

Mientras tanto, en el camerino principal, el productor del espectáculo comunica al payaso jefe (minutos antes de comenzar la función) que han decidido prescindir de sus servicios.  Argumentos: "Nos han trasladado que usted, además de hacer reír a los niños, también divierte a padres y mayores".  En ese momento el payaso jefe saca el móvil del bolsillo y muestra al productor el ensayo general de la función de los payasos.  Durante la reproducción de la misma y en varias ocasiones, en el rostro del productor se advierte el esfuerzo por disimular la mueca de una sonrisa. Inmediatamente después, el productor se da cuenta de que sin la figura de ese payaso, el espectáculo ya no será lo mismo y se arrepiente de haber tomado esa decisión sin antes haber visto el show. Se plantean suspender la función, pero ya es tarde. El griterío de grandes y pequeños se oye de fondo aclamando con palmas el inicio de la misma. Una función en la que por primera vez, solo sonreirán los niños (tal y como marca la ley en algunos circos).

El ya expayaso jefe cuelga la chaqueta en el respaldo de la silla y le hace entrega al productor de la bola roja que hace las veces de nariz. Éste le pide que se quede a la última función. A lo que el expayaso jefe responde: "Ustedes han montado este circo, todas las localidades ya están vendidas y los espectadores esperan en sus asientos. Así que ahora le toca a usted sonreír, salir a escena y actuar... Y, recuerde, que en la industria de las sonrisas, el don de hacer sonreír no se hace, con el don de hacer sonreír se nace".

Se abre el telón... Se cierra el telón.

Participaciones de los lectores

Los docentes no adoctrinamos

Alex Letosa Porta Cardedeu

Trabajo en el mundo de la educación en Catalunya desde hace 20 años. Durante este tiempo he visto de todo, pero... Seguir leyendo

Violencia machista: Víctimas por partida doble

Pilar Colom Guillemot Terrassa

Esta semana, en algún medio de comunicación, se ha destacado el relato personalizado de una víctima de violencia machista sobre el ... Seguir leyendo

Escucharnos para vivir mejor

Gemma Morales Puig Barcelona

Llevo unos días revisando notas de las sesiones que Alberto, profesor de meditación, nos daba hace años, y he rescatado el concepto de lo que é... Seguir leyendo

Volen mestres titelles i alummes acrítics

Teresa Calveras Barniol Barcelona

Kosovo, un Estado de mentiras y traición

Miodrag Kotlajic Madrid

El ejemplo de lo absurda que a veces puede ser la política de algunos países occidentales es el llamado estado de Kosovo, un territorio de... Seguir leyendo

Como Demócrito en su ceguera

Juan Antonio Valero Casado Cambrils

En una conferencia en la que se exponían las múltiples ventajas que el don de la ceguera aportaba al escritor, Jorge Luis Borges recordaba... Seguir leyendo

Urge un nuevo modelo educativo

Jordi Guasch i Olivé Gavà

Cómo se explica la violencia de los menores

Martín Martínez Martínez Barcelona

La violencia de los adultos está muy perseguida. Los policías se contienen cuando reprimen una manifestación o ... Seguir leyendo

Ja no omplim el Camp Nou

Alberto Iglesias Iglesias Barcelona

Cada vegada amb més freqüència podem sentir i llegir als diferents mitjans de comunicació que el Camp Nou es troba cada vegada més ... Seguir leyendo