Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"'Caso Malasaña': el populismo está invadiendo nuestra sociedad"

"'Caso Malasaña': el populismo está invadiendo nuestra sociedad"
Jaime Rodríguez Soto

Después de todo el ruido mediático, político y social sobre la falsa denuncia de agresión homófoba de un joven en el barrio de Malasaña de Madrid, creo que todos, como sociedad, debemos pararnos a reflexionar.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Lo primero que tiene que ir por delante, antes de que haya reproches, es que esta falsa denuncia no invalida para nada la realidad de delitos y agresiones por odio al diferente, y sobre todo ataques por homofobia, que siempre deben ser denunciados y repudiados por toda la sociedad en una democracia. Dicho esto, lo sucedido con este caso es resultado de la demagogia y el populismo que están invadiendo nuestra sociedad. Y resulta especialmente peligroso cuando son los políticos y los que representan a nuestras instituciones los que participan de estos populismos demagógicos en clave partidista para sacar rédito político. Mal asunto.

Este joven que hizo la falsa denuncia se vio acorralado por sus circunstancias personales (ocultar la verdad a su pareja), y con la demagogia reinante, creyó equivocadamente (lo del "yo sí te creo" de cierta política populista que se salta la presunción de inocencia) que con interponer una denuncia por agresión homófoba iba a quedarle todo resuelto. Poner una denuncia es un asunto serio, y reviste gravedad cuando denuncias en falso en la creencia de que te tienen que creer sí o sí porque políticos irresponsables te lo dicen. Menos mal que la Policía ha hecho su trabajo y no ha caído en la precipitación demagógica del ministro del Interior, Grande Marlaska.

Es la lección que tenemos que sacar de esto como ciudadanos. Que hay que dejar trabajar a la Policía y los jueces antes de sacar conclusiones precipitadas. Que en un Estado de derecho lo primero es la presunción de inocencia y que caer en ciertos populismos (da igual de qué signo político) es el huevo de la serpiente de los totalitarismos. Reflexionemos sobre todo esto.

Participaciones de loslectores

Másdebates