El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

La casa común europea: necesitamos dar una respuesta contundente a los vientos que soplan

REUTERS / DAVID W. CERNY

Le Pen, Okamura y Wilders se hacen una foto en Praga.

Maria Olga Santisteban OteguiZalla

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Viernes, 24 de mayo del 2019 - 08:15 h

En muy pocos días, los que nos consideramos europeas y europeos estamos llamados de nuevo a las urnas, para elegir a nuestras y nuestros representantes en el nuevo parlamento europeo. A lo largo de nuestra historia común, lo que hoy llamamos Union Europea ha pasado no pocas vicisitudes desde aquel ya lejano mercado común que impulsaron sin duda un puñado de soñadores o los que bien creyeron en una Europa unida y solidaria.

Hemos ido creciendo en instituciones y organismos con todos sus defectos y virtudes, han intentado al menos una Europa más solidaria y sin duda todavía con un largo camino aun por recorrer. Soplan nuevos vientos en esta casa común y no por cierto muy favorables, si hablamos de proyectos progresistas que miren por todos nuestros intereses y el bienestar común.

Una ola de intolerancia euroescéptica en forma de formaciones políticas de ámbito de la extrema derecha pretenden desde el mismo corazón de la UE acabar precisamente con ella, arguyendo toda una serie de ideas y argumentos xenófobos contra las políticas comunes que son competencia del parlamento europeo, políticas migratorias o recortes en derechos contra las minorías; en definitiva, todo que huela a progreso y avances sociales. Son muchos y potencialmente poderosos, como los colegas de los Salvinis, Le Pen y otros tantos como los de Vox. Nos hacen pensar sin dudarlo que debemos darles una respuesta contundente si queremos de verdad una casa común europea.

Participaciones de los lectores

La deshonestedat d'Ada Colau

Ramon Casalé Soler Barcelona

A les darreres eleccions municipals vaig votar a l'Ada Colau, tal com també ho vaig fer a les del 2015. Ara bé, veient el que va succeir en la const... Seguir leyendo

"Flygskam", vergüenza a volar

Alex De Gregorio Rocasolano Jaumot Barcelona

¿Está el medio ambiente en peligro? Sí, pero ¿cuáles son las soluciones? Por ejemplo, las tasas de turismo por contaminac... Seguir leyendo

La imatge tocada d'Ada Colau

Jordi Terris Badalona

El visatge d'Ada Colau en sortir de l'acte d'investidura, escridassada per part de la ciutadania, reflecteix la cara amarga d... Seguir leyendo

50 días de las elecciones generales: no entiendo nada

José Manuel Mingo Bilbao

Ni un urinario municipal en toda la Diagonal

Salvador Moll Hidalgo Barcelona

¿Como es posible que en la avenida Diagonal, desde Diagonal Mar hasta el parque Cervantes (a unos 9 kilómetros más o menos), no exista ... Seguir leyendo

Negociar para gobernar: ¿al servicio de quién?

Luis Fernando Crespo Zorita Las Rozas de Madrid

¿Negocian o se reparten las prebendas? El secreto y oscurantismo utilizados confirman una cuestión vergonzante que arrastra España desde 1... Seguir leyendo

Las falaces líneas rojas de Ciudadanos

Ximo Estal Port de Sagunt

Hablar de Ciudadanos, de sus argumentos políticos y de su posicionamiento político, es estar hablando de cómo la falacia,... Seguir leyendo

Ya se acercan las verbenas... y lo que conllevan

David Delgado Barcelona

Se acerca lo que para muchos son las fiestas más molestas e incómodas de todas, las verbenas. Ahora que la gente, po... Seguir leyendo

El Tribunal Supremo y el cuarto poder

Rafael Granero Chulbi Barcelona

Lo único que se le puede o debe pedir al Tribunal Supremo es que actúe y falle con conformidad a la ley, cosa que, c... Seguir leyendo