Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Ante la carta de Junqueras parece que queramos agarrarnos a un clavo ardiendo"

Oriol Junqueras, en el Parlament, el dia de la sesión de investidura de Pere Aragonès.  

Oriol Junqueras, en el Parlament, el dia de la sesión de investidura de Pere Aragonès.   / Ferran Nadeu

Miguel Rabadan Soriano

He leído la carta del señor Oriol Junqueras y voy a destacar algunas partes. "Fue evidente que la reacción del Estado fue percibida por gran parte de la sociedad catalana como cada vez menos legítima y alejada de principios democráticos. Pero al mismo tiempo, debemos ser conscientes de que nuestra respuesta tampoco fue entendida como plenamente legítima por una parte de la sociedad, también de la catalana.... [...] No queremos formar parte de un estado donde persisten estructuras que sirven para perseguir a los adversarios políticos, donde hemos de acatar leyes que nos parecen profundamente injustas y arbitrarias, que tipifican como delitos comportamientos que son plenamente democráticos y no deberían ser delictivos...".

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Bueno, es verdad que luego quiere tender brazos y manos a los que nos sentimos apartados o no entendimos "suficientemente" lo que pasaba; eso sí, en un tono para mí un pelín paternalista. No voy a debatir sobre los indultos, pero sí decir que me parece que esta carta no dice todo lo que muchos quieren que diga, y es como si nos quisiéramos agarrar a un clavo ardiendo.

Yo soy de izquierdas, lamentable tener que aclararlo, pero parece que algunas opiniones solo pueden ser tachadas de derechas.

Participaciones de loslectores

Másdebates