El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

Carpe diem, el lado positivo de sufrir una enfermedad

Omar Sy empuja la silla de ruedas de François Cluzet, en la película 'Intocable'.

Daniel Campderá MateosMadrid

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Miércoles, 2 de noviembre del 2016 - 11:30 h

"No hay problemas sino retos y los retos se superan", o eso me solía decir mi madre ante un momento de crisis o dificultad. Y es que convertir los problemas en oportunidades es una de las claves del éxito personal.

Uno de los pensamientos que más ha rondado mi cabeza durante mi infancia y que aún hoy en día me despierta especial atención es cómo puedo canalizar mis frustraciones en algo positivo. Siendo honesto, creo que comienzo a ser realmente consciente de la degeneración física intrínseca de mi enfermedad, espina bífida, y sin absurdo dramatismo ni melodrama confieso que ciertos movimientos que acostumbro a hacer me cuestan más que antes.

Es algo duro y frustrante experimentar como tu cabeza ordena cosas que tus piernas son incapaces de realizar. El paso del tiempo deja huella. Inexorablemente nos vamos desgastando y en mi caso más acusadamente por mi enfermedad. Hasta aquí todo han sido quejas. Pero, ¿hay algo positivo en todo esto? Sin duda alguna lo hay, e incluso me atrevería a decir que tiene mucho más de positivo que de negativo. Creo firmemente que la vida nos pone retos que podemos superar, cuando creas que la vida te da un revés fuerte, no te lamentes, eso significará que eres más fuerte y estás más preparado para superar los obstáculos que se te presenten. Y es que tan positivo ha sido darme cuenta de que efectivamente mi enfermedad es degenerativa que comienzo a valorar realmente cada cosa cotidiana que hago en mi día a día y que solo sabe Dios si podré hacerlas en el futuro. Quienes bien me conocen acostumbran a llamarme loco. Loco por querer vivir al límite de mis posibilidades, sin barreras que me condicionen, ni estigmas ni prejuicios que me lastren. Es momento de vivir las aventuras de mi vida porque es ahora cuando puedo hacerlas. En mi fuero interno pienso que lo realmente loco sería no disfrutar y vivir al máximo ahora que puedo. Es por esta razón que no acostumbro a posponer cosas. Ese carpe diem tan utilizado que no entiendes realmente hasta que la vida te da algún que otro aviso.

Por otro lado un reto mayor, supone un mayor esfuerzo e ineludiblemente eso te hace mucho más fuerte. Porque la debilidad de mis piernas se compensa con la fuerza de mi voluntad que ve en la vida una oportunidad de hacer algo que merezca la pena. No creo en el determinismo, me parece una excusa para aquellos que deciden no luchar por aquello que aman. Porque, ¿cómo no voy no a comprometerme conmigo mismo? Sería ilógico no dar todo de mí por ser un poquito mejor todos los días de mi vida.

Si algo puedo decir a quienes estáis leyendo este artículo, es que esforzarse siempre merece la pena, aunque muchas veces sea enormemente difícil darnos cuenta de ello. "Adaptarse o morir", se suele decir, y no creo que haya mayor verdad que esta, porque hoy me prometo a mí mismo que cada día de mi vida lucharé por ser quien anhelo ser, sin excusas ni lamentos, porque las cosas cambian, la vida da mil vueltas y solo nos queda adaptarnos, disfrutar y comprometernos.

Participaciones de los lectores

"No adoptes al perro de moda, sino al que encaje en tu estilo de vida"

Adelina Parera

No adoptes (ni compres) el perro que está de moda... adopta el perro que encaje en tu estilo de vida, en tu capacidad de compromiso y en tus ex... Seguir leyendo

On falla el sistema d'Ensenyament?

Xavier Serra Girona

Em considero un professional relativament competent, i crec que els meus col·legues són molt competents. Em dedico a l’ensenyament. ... Seguir leyendo

Las mujeres debemos aprender a respetarnos entre nosotras

Rebeca Soriano Barcelona

Soy feminista. En el sentido de luchar para que las mujeres estemos en igualdad que ellos, los hombres, pero además, también tendríamos que aplicarnos esta teoría a ... Seguir leyendo

Carretera del Garraf: ¿pagar o morir?

Victoria Savchak Barcelona

La carretera de las costas del Garraf no puede ser una alternativa al peaje. Es una carretera peligrosa donde caen piedras, pasan ciclistas y hay accide... Seguir leyendo

"Un amigo con dos carreras se va a Alemania: adiós y mucha suerte"

Xavier Espinosa Badalona

El domingo pasado acompañé al aeropuerto a un amigo que tomaba un vuelo hacia Alemania, de momento, sin fecha de retorno. Un chaval de 24 an... Seguir leyendo

Los sintecho y el parque de Les Tres Xemeneies: promesa electoral incumplida

Sònia Bernadàs Valverde Barcelona

La nostra empatia vers la immigració

Jaume Vallès Muntadas Sant Adrià de Besòs

"Si no le gustan los lazos amarillos, únase a los que luchan para que no haya presos políticos"

Pau Ferrer L'Hospitalet de Llobregat

Voy a ser muy parco, contestando a l... Seguir leyendo

La (poca) imparcialidad de la Justicia

Hernan Torrella Liberatore Mollet del Valles

Cuando creía que lo había visto todo, va el Tribunal Supremo y supera cualquier cosa antes vista. El descaro con el que han procedido y cambiado su sentencia sobre e... Seguir leyendo