"Ahora resulta que todos los españoles estábamos al cabo de la calle de las aventuras del rey emérito"

El rey emérito.

El rey emérito.

Enrique Stuyck Roma

Altos cargos del Gobierno que teníamos durante el reinado de Juan Carlos I se echan ahora las manos a la cabeza y han llegado a decir que todo el país ha sido muy tolerante con Juan Carlos I, en una demostración más del cinismo con que se comportan algunos políticos para eludir sus responsabilidades.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Ahora resulta que todos los españoles estábamos al cabo de la calle de las aventuras del monarca y que teníamos que haber tomado parte para evitarlas. Es muy fácil sacudirse este asunto echando balones fuera cuando, en su momento, los responsables de la cosa pública miraban para otro lado ante este enorme desvarío. Parece ser que todos los altos cargos políticos lo sabían y nadie quiso dar el primer paso para remediarlo.

Es evidente que a una gran mayoría de españoles nos caía simpático e incluso gracioso el proceder que nos pintaban de él los medios de comunicación, pero no es de recibo que se nos diga que hemos sido tolerantes con un Rey que se nos pintó siempre como el salvador de la patria por su papel en el 23-F, como muy campechano, sencillo y cordial en el trato, y sobre todo como muy mujeriego y conquistador, estas últimas características propias de un país machista como era el nuestro, complaciente y condescendiente con las aventuras masculinas dentro del matrimonio.

Por todo ello, decir ahora que todos hemos sido tolerantes con Juan Carlos I, además de no ser cierto es una tomadura de pelo intolerable. Que cada palo aguante su vela.

Participaciones de loslectores

Másdebates