Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Bienvenidos los millones para salud mental, pero ¿ahora, qué?"

Hombre preocupado con ansiedad en la cama.

Hombre preocupado con ansiedad en la cama. / 123RF

Van a 'llover millones' para poder atender a las personas con problemas de salud mental. Perfecto, ya era hora de que intentaran equipararse a Europa. Aunque ha surgido un 'pero' de enorme calibre y acerca del que nadie se da por aludido: le han dado mucho bombo y platillo a la nueva ley 8/2021 de 2 de junio que elimina la incapacitación judicial, la tutela y la patria potestad prorrogada de las personas con discapacidad, tan solicitada desde algunos ámbitos pero que ha dejado sin protección real a una cantidad ingente de personas.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

La modificación judicial de capacidad establece como única figura de protección la del asistente y reconoce que a partir de los 18 años la persona con discapacidad puede decidir completamente siguiendo la Convención de la ONU sobre derechos de las personas con discapacidad de 3-5-2008, como: "Promover, proteger y asegurar el goce pleno en condiciones de igualdad y promover el respeto de su dignidad", "Potenciar que puedan vivir independientes [...] adoptando las medidas necesarias para respetar y que puedan ejercer, como las personas capacitadas, su autonomía de la voluntad". Actualmente las sentencias dicen "deberá tener en cuenta la voluntad, los deseos y las preferencias de... a fin de darle soporte y apoyo teniendo en cuenta sus necesidades y en los siguientes ámbitos". A partir de ello ¿cuántos problemas se van a eternizar para los enfermos mentales que no se sienten enfermos como tales? En los intentos de suicidio, ¿va a haber tan solo buenas palabras de consuelo o se va a poder intervenir? ¿Qué puede hacer un asistente de una fundación si la persona a quien ha de asistir no le deja, le insulta, etcétera? La Policía, jueces... ¿van a saber que esa persona tiene una sentencia donde se reflejan sus problemas y lo tratarán adecuadamente? ¿Y cómo se evitarán las estafas si los enfermos quedan convencidos de que lo que creen o les dicen es cierto? ¿Alguien lo puede explicar?

Participaciones de loslectores

Másdebates