Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Banderas en Colón: a derechas y nacionalistas se les da de maravilla dividir personas y territorios"

Manifestación de Colón contra los indultos

Manifestación de Colón contra los indultos / Lerena/EFE

Hace más de 40 siglos, en una insignificante aldea perdida de Asia, el dirigente local, para diferenciarse del resto, enarboló por primera vez un emblema. A los vecinos de aquel poblado les complació reconocerse en algo material que los vinculaba y distinguía del forastero. Ese símbolo identitario, henchidor de etéreas quimeras, pronto pasó a ser textil. Así fue como un paño de fina seda bordado marcó tendencia y proliferó vertiginosamente. Desde entonces, por sus absurdos conflictos, las banderas, al ondear al viento esparcen un tenue, aunque tenaz, hedor a exclusión, sufrimiento, pólvora, metralla, sangre y muerte.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Pero lo más pernicioso son los volubles necios que las patrimonializan agitándolas en actos de división. Confieso que usarla para distanciar personas y territorios es un arte maquiavélico que escapa a mi entendimiento, pero que a derecha y nacionalistas –que suelen ser lo mismo– se les da de maravilla.

Aspiro a un futuro sin banderas con la infinita orilla cósmica como frontera.

Participaciones de loslectores

Másdebates