Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Un aventurero llamado Antoine de Saint-Exupéry"

Antoine de Saint-Exupéry, delante de su avión.

Antoine de Saint-Exupéry, delante de su avión. / ARCHIVO

Cuando leí 'El Principito', novela de Antoine de Saint- Exupéry, no solo me quedé con la imagen de algunos pasajes, sino que estoy convencida que las lecciones que me transmitió su autor las puedo seguir aplicando a lo largo de mi vida.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Así que, por qué no dedicarle un tiempo a este reconocido piloto, pionero de la aviación moderna, que combinó las letras con la aventura. Precisamente la fecha de su nacimiento fue el 29 de junio, efeméride que he tenido en cuenta para enumerar alguna de las curiosidades de su vida.

Cuando estuve un verano en Toulouse, supe que el Gobierno francés le condecoró con la medalla de la Legión de Honor porque, sobrevolando la ruta Toulouse-Dakar, en varias ocasiones debió negociar con fuerzas marroquíes que habían tomado a aviadores caídos como prisioneros. Viviendo en Argentina, fue nombrado director de una aerolínea postal. Allí es donde empezó su carrera como escritor. Su primera novela fue 'El aviador', a la que siguió 'Vuelo nocturno', en la que expresó sus experiencias como piloto. Durante su vida, se estrelló en varias ocasiones. Una de las veces cayó en el desierto del Sáhara; debido al intenso calor, sufrió alucinaciones y estuvo al borde de la muerte. Fue rescatado al cuarto día de su desventura por un beduino. Precisamente, el episodio del desierto aparece como punto de partida de 'El Principito', novela donde se encuentran muchos simbolismos de la vida de Saint- Exupéry, como el piloto, personaje principal del relato, obviamente basado en el escritor.

Participaciones de loslectores

Másdebates