Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Nos auguran una Navidad austera; aun así deberíamos reducir el consumo"

El transporte marítimo es el responsable del 2,7% de las emisiones de gases de efecto invernadero.

El transporte marítimo es el responsable del 2,7% de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Han saltado las alarmas: la escasez de algunos materiales y componentes, el precio de la energía y el colapso de la distribución marítima van a crear cierta escasez en el mercado. Pero, en realidad, para ayudar al planeta Tierra tendríamos que reducir el consumo individual hasta llegar al ascetismo, y reivindicar el decrecimiento económico como una opción política y social absolutamente necesaria.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

La gran coartada, el 'bálsamo mágico' que ha permitido que las cosas hayan sido así, hasta 2008, fue el 'consumo'. En esta parte del planeta, todavía hay casi para todos, en una oferta extensa e intensa a la vez, con un único requisito: tener poder adquisitivo previo. Es precisamente aquí donde radica la incapacidad funcional del mercado capitalista para vertebrar a la comunidad internacional en su conjunto, por definición hay clientes excluidos, que recibimos la oferta, dentro y fuera del sistema, pero que, dado nuestro nivel de rentas, no podremos materializarla nunca. No se trata de admitir, una vez más, un ejercicio de voluntad política reformadora del liberalismo más o menos ilustrado, para que sigamos soportando la desigualdad económica como algo absolutamente funcional; son las propias contradicciones del sistema global las que van a imponer sus límites: la productividad no será ya el valor supremo, y habrá que introducir costes de reposición, intangibles pero ineludibles; la economía extractiva está a punto de colapsar.

El entorno natural no puede soportar el riesgo que significa la extensión del consumismo occidental universalmente; los riesgos ambientales son insoportables para el planeta. Se trataría de que todos podamos acceder a ese bienestar mínimo imprescindible que, garantizando universalmente la dignidad humana, no ponga en riesgo la sostenibilidad del planeta como entramado vital en equilibrio. Dignidad y Tierra son los objetivos.

Participaciones de loslectores

Másdebates