El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

Arturo Fernández: el etiqueta negra de la escena española

JOAN PUIG

Arturo Fernández.

Jordi MartínBarcelona

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Viernes, 12 de julio del 2019 - 08:15 h

Lamentablemente, la edad y la enfermedad no tienen condescencia. Así lo ha querido el destino para el actor asturiano Arturo Fernández, de quien la escena contemporánea es deudora por su sencillo, humilde y bien elaborado trabajo. La razón, después de haber visto varias de sus obras teatrales y apariciones en el cine y la televisión, era su formula de enfrentarse (y de ganarse) al público: una mezcla de honestidad, empatía y muy estudiada profesionalidad.

Dotado de un carácter extraordinariamente campechano pero que nunca jamás cayó en la chabacanería, elegante en su presentación y prescidiendo de la petulancia, teniendo muy en cuenta la opinión del destinatario de lo que iba a realizar (ya fuera drama, como la muy dura Un vaso de whisky, su bautismo en el cine en su juventud, o comedia, como la muy divertida Truhanes junto al polivante Francisco Rabal), siempre logró algo elemental y, a la vez, importante.

Su nombre era sinónimo de algo interesante o agradable, pues sin duda alguna ha sido de los últimos interpretes que supo emplear, con toda libertad, una elegancia expresiva que le permitió expresar hondos sentimientos, divertidos conceptos e incluso elevadas ideas. Afable, atento y capaz de superar momentos difíciles (el hundimiento o el desánimo son, el algunas ocasiones, fatales acompañantes para los actores) siempre se le recordará con lo que le regaló la vida y supo aprovechar: la tan buena como grata presencia y la amabilidad contagiosa. ¡Muchas gracias por los buenos momentos que en la butaca del teatro, del cine o del salón de casa nos regalaste, Arturo!

Participaciones de los lectores

Cambios en el léxico para conseguir que suene bien lo que está mal

José Luis Ontiveros Miras Igualada

La Iglesia y los judíos: el desconocimiento me entristece

Francisco Javier de la Muñoza Mollet del Vallès

La llegada del 5G: Los avances tecnológicos no siempre son para bien

Beatriz Sancho Zaragoza

Convicción, o más bien responsabilidad: maniobras y colisiones

Rafael Granero Chulbi Barcelona

Señores Casado, Iglesias, Rivera y Sánchez, varios articulistas de distintos medios han analizado sus últimas acciones pl... Seguir leyendo

Inés Arrimadas com a Doña Lío Portapartes, señora con malas artes

Jaume Farrés Olesa de Montserrat

Memento Park de Budapest

Eulàlia Isabel Rodríguez Pitarque Torroella de Montgrí

A Budapest he pogut visitar el Memento Park. És un espai allunyat del centre, on exposen unes quantes escultures enormes... Seguir leyendo

"Mi nieta y yo casi nos ahogamos en Sitges y no había ningún socorrista en la playa"

Mª Teresa Simeón Barcelona

El día 7 de julio, mi nieta de 7 años y yo estuvimos a punto de morir ahogadas de no ser por una pareja de jóvenes de unos 17 años quienes... Seguir leyendo

Ciudadanos: un camaleón en constante e insólita metamorfosis

José Manuel Fernández Arroyo Barcelona

Ciudadanos es especialista en meterse en grandes jardines, en toda clase de jardines. En la manifestación del Orgullo LGTBI... Seguir leyendo

Polítics i política: Diuen servir a la societat, quan en realitat se serveixen d'ella

Joan Masdemont Serra Barcelona

La política s'hauria d'entendre com un servei a la comunitat. Si així fos, res seria més noble i lloable, però per desgràcia això queda ... Seguir leyendo