Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Anna y Olivia y la sinrazón de la violencia de género"

Las pequeñas Anna y Olivia, desaparecidas en Tenerife, en un vídeo difundido por su madre.

Las pequeñas Anna y Olivia, desaparecidas en Tenerife, en un vídeo difundido por su madre. / CAPTURA VIDEO EL DIA

David Creus

Como ser humano solo puedo decir a la familia de Anna y Olivia, lo siento. Se te parte el alma cuando te enteras del probable destino de estas dos niñas. Dos ángeles inocentes que lo único que deberían estar haciendo ahora es jugar. Pero otra vez un padre cobarde asesina su inocencia sin razón alguna, porque no existe razón para estos actos.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Y si algo me indigna mucho en un día como hoy es que vuelva a los medios el debate de la violencia de género, aprovechando el dolor que siente todo un país. Porque es un tema que deberíamos debatir cada día, hasta tener leyes justas y poner los medios que fueran necesarios para que esto ocurriera las menos veces posibles. Y hoy la ley tiene a demasiados presuntos culpables paseando por las calles gracias a nuestras leyes.

También siento rabia al escuchar a la clase política lamentarse de un hecho tan irracional y que no es desconocido para ellos como otro acto de violencia de género, esta vez contra dos niñas.

Hoy todos somos Anna y Olivia y estamos en lo que podemos con el sufrimiento de esta familia. Pero si quienes pueden cambiar las leyes miran a otro lado una vez y otra, esto es una batalla perdida. Y una parte de responsabilidad tienen cada vez que ocurren hechos como estos. Me podrán decir que no es el momento para escribir esto. Pero siento rabia, y sí... creo que es el momento.

Es hora de que estas cosas no tengan una ley como la que ahora tiene España. Es hora de que aquellos jueces que interpretan a su manera el dolor ajeno dictando algunas sentencias que solo ellos pueden explicar asuman su responsabilidad. Si la ley ya es injusta y quienes la deben aplicar no lo saben hacer mejor, esta no será la última barbaridad que tendremos que sufrir.

Mi más sentido pésame y ánimo para esta madre y familiares ante todo este dolor y sinrazón.

Participaciones de loslectores

Másdebates