Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Agosto, un mes muy esperado, y más este año"

Un hombre leyendo un libro en la playa.

Un hombre leyendo un libro en la playa.

Jordi Querol

Por sus consecuencias positivas, y desde hace mucho tiempo, adoro el mes de agosto. Durante este mes veo más árboles, escucho el ruido del mar y, por la noche, con frecuencia, observo su cielo estrellado. Cosas al alcance de todos, pero que, en invierno y en la ciudad, son más difíciles de practicar. Sin embargo, lo más destacable de agosto es la desconexión: durante este mes huimos de lo cotidiano. Los sonidos, los olores y los paisajes habituales son sustituidos por otros muy diferentes. En agosto, las grúas de la construcción se vuelven perezosas y los periódicos adelgazan; sin embargo, los aeropuertos y las estaciones de todo lo que transporta gente rebosan nerviosismo. En agosto, la felicidad se contagia, y los que tienen tendencia a deprimirse resucitan. En agosto tenemos ganas de hablar y de hacer cosas nuevas, y los restaurantes están llenos de comensales con rostros bronceados y anchas sonrisas. Las playas están repletas y el calor nos anima a bañarnos, es entonces cuando su aire y su brisa entran en nuestros cuerpos y, por la noche, hechos trizas, nos dormimos ante el televisor. Al igual que la tarde del sábado y todo el domingo significan el resarcimiento semanal, en agosto nos recuperamos de todas las fatigas y tristezas acumuladas durante el año. Por eso, la pandemia ha convertido el agosto del 2021 en un mes muy esperado.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Participaciones de loslectores

Másdebates