Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Aceptar y recibir al Rey no es un acto de sometimiento, es un acto de inteligencia."

Felipe VI firma en el libro de visitas del Consejo de Estado, el pasado 28 de abril.

Felipe VI firma en el libro de visitas del Consejo de Estado, el pasado 28 de abril. / EFE / CASA REAL / JOSÉ JIMÉNEZ

El nuevo Gobierno de la Generalitat sigue las mismas pautas de siempre, con más o menos intensidad. Lo demuestran ahora con un nuevo desplante al Rey. Yo no soy monárquico, pero con estas actitudes veo que se sigue gobernando solo para una parte de los catalanes. Estoy seguro de que a muchos catalanes o no les importa la presencia del Rey o no les molesta o simplemente les gusta.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Siempre el gobierno independentista peca de no tener una mirada más amplia y de jugar las cartas con poca inteligencia. Hoy por hoy, Catalunya está dentro de España y España tiene una monarquía. Puede que nos gustase que fuese de otra forma, pero, por ahora, es lo que hay, son nuestras cartas para jugar, pero hay que jugarlas bien. No creo que el desplante al Rey sea un buen instrumento para conseguir el entendimiento. Y no hablo de cosas medievales. Pese a quien pese, algunos países europeos con mejores democracias, siguen teniendo rey (o reina).

Aceptar y recibir al Rey no es un acto de sometimiento, es un acto de inteligencia.

Participaciones de loslectores

Másdebates