Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Acaba el estado de alarma, pero subsiste la alerta epidemiológica"

Ambiente en la Puerta del Sol de Madrid tras el fin del estado de alarma.

Ambiente en la Puerta del Sol de Madrid tras el fin del estado de alarma. / EFE

José María Torras Coll

Acaba el estado de alarma, pero subsiste la alerta epidemiológica por la prolongación de la emergencia sanitaria debido al errático y parsimonioso proceso de vacunación, en medio de un desconcierto e improvisación.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

De forma incomprensible, el Ejecutivo deriva en los tribunales de justicia la responsabilidad política y administrativa de validar o no las restricciones de los derechos y libertades fundamentales. Mientras no se resuelvan los recursos se producirá una indeseable e incierta inseguridad jurídica.

Se traslada a los tribunales una suerte de función de coparticipación en las decisiones ejecutivas que le es impropia, propiciando diversidad de decisiones en un proceso de desescalada desprovisto de un marco normativo unitario que puede llevar a un auténtico caos con lamentable riesgo de rebrotes.

Resulta fundamental la rápida vacunación, la sensata prudencia y la responsabilidad tanto individual como colectiva de los ciudadanos que, a juzgar por las imágenes ofrecidas de la exultante algarabía callejera en el instante inmediato a acabarse el toque de queda, generan preocupación en cuanto a que el contagio, en lugar de contenerse, pueda acelerarse y frustre las ansiadas expectativas depositadas en la campaña turística veraniega.

Participaciones de loslectores

Másdebates