Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

Por un 'abrefácil' honesto

Inés Masip Rojas

Esta carta va dirigida a todos aquellos que se dedican a la producción de envases de 'abrefácil'. Quiero decirles que todos sabemos ya su secreto: el 'abrefácil' no existe. Y no solo no existe, sino que a veces es más difícil. Así que les hago una propuesta. Considérenlo un regalo. A partir de ahora, no lo llamen 'abrefácil' y en su lugar, inserten la siguiente advertencia: "Le va a costar abrir este paquete, pero su contenido vale el esfuerzo que va a realizar".

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Este es solo es uno de los muchos mensajes que aparecen en los envases de productos que utilizamos en nuestro día a día y que prometen cosas que no son capaces de cumplir. Creo que ahora el márketing ya no va de decir lo que a los consumidores les gustaría oír, sino de mostrarles lo que de verdad les puede ofrecer. La honestidad es un valor que cada vez se aprecia más y que las marcas deberían empezar a introducir en sus discursos. Y cuando digo 'introducir' no me refiero solo a dejarlo por escrito, sino a empezar a actuar de una forma honesta, puesto que ellos son uno de los ejes esenciales en la construcción de un mercado más justo y como consumidores, es nuestro derecho (pero también nuestro deber) ser  exigentes con estas. Y es que si no se abre fácil, mejor no alardear de ello. 

Participaciones de loslectores

Másdebates