09 ago 2020

Ir a contenido

"A todos nos gusta recibir y no pagar"

Perlayo Ponte

"A todos nos gusta recibir y no pagar"

Aj. de Mataró

Los impuestos siempre han sido un tema muy debatido. La política fiscal es un instrumento utilizado por los Estados para regular la distribución de la renta. La escuela neoliberal postula que mantener el estado de bienestar es muy costoso, otorgándole al mercado la varita mágica de distribuidor eficiente de los recursos. Nada más lejos de la realidad, pues los resultados nos demuestran que sus políticas han aumentado las distancias entre la pequeñas y grandes rentas. En contraposición, la pandemia ha demostrado la necesidad de aumentar la robustez del sector público (sanidad, ertes, subvenciones, etc.).

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Bajo el paraguas de la libertad, el neoliberalismo ha generado una realidad intersubjetiva que solo existe en su ficción, reduciendo paulatinamente el sector público rentable mediante concesiones a sectores privados privilegiados. La presión fiscal en España está entre 6 y 7 puntos porcentuales por debajo de la media en la Unión Europea, y eso significa que los ingresos obtenidos por los impuestos no están en línea con el Producto Interior Bruto (PIB). En consecuencia, una subida en esos términos de la presión fiscal sería razonable.

El posible paquete de medidas anunciado por este Gobierno incluye subidas de impuestos, y se estima que aumentarían los ingresos en unos 70.000 millones de euros aproximadamente. Sería lógico recuperar la actividad hasta niveles similares a la prepandemia, y luego aplicar la nueva política fiscal, sin olvidar también, una gestión más eficiente de los gastos. A pesar de que a todos nos gusta 'recibir y no pagar', una buena política fiscal nos asegura un mejor estándar de vida.

Participaciones de loslectores

Másdebates