19 feb 2020

Ir a contenido

A mi madre no le dan ayudas porque su dolor no se puede medir

Laura Fernandez

Barcelona

Un enfermo de alzhéimer, con su cuidadora.

Un enfermo de alzhéimer, con su cuidadora. / Archivo

Mi madre, de 52 años, ha sido operada de artrodesis, una cirugía que consiste en sustituir los discos de la columna vertebral, que sufrían desgaste, con prótesis. Las prótesis fijan las piezas óseas, que quedan ancladas a una articulación e impiden el movimiento de esa parte del cuerpo.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Lleva con dolor en la lumbar unos seis años y duele verla sufrir a diario porque no puede hacer las cosas que ella quisiera: ni estar mucho rato en casa, ni salir a comer fuera mucho rato, ni ir a trabajar... Todo le cansa y le va mal, ya que debe tener un equilibrio entre descanso y movimiento.

Lo injusto del tema es que no son capaces de darle ni la larga enfermedad, ni un grado "decente" de discapacidad para que tenga una ayuda mayor y al menos cambien sus condiciones laborales y también su día a día. Las pagas se van disminuyendo, ya que lleva de baja casi dos años, y los que vivimos con ella (mi hermana y yo) lo estamos pasando muy mal, ya que, en la convivencia, todo es mucho más duro.

Y os preguntaréis por qué motivo no le dan ayuda: los trabajadores del tribunal médico que la atendieron dijeron que ese dolor no se puede medir. ¿No es injusto?

Participaciones de loslectores

Másdebates