En comunidad

Sin calefacción en un equipamiento para mayores del Eixample

  • Los 1150 usuarios y usuarias del Espai de Gent Gran Esquerra de l'Eixample sobrellevan el frío de estos días con unos radiadores por una avería en el sistema de climatización que se remonta al mes de abril

  • Un lector, usuario del centro, envió una carta a la sección Entre Todos de EL PERIÓDICO exigiendo al consistorio que acelere al máximo los trámites necesarios para su reparación

Usuarios y usuarias del Espai de Gent Gran Esquerra de l’Eixample, frente al acceso al equipamiento, esta semana.

Usuarios y usuarias del Espai de Gent Gran Esquerra de l’Eixample, frente al acceso al equipamiento, esta semana. / LAURA GUERRERO

3
Se lee en minutos
Luis Benavides
Luis Benavides

Periodista

ver +

‘Winter is coming’... Por eso algunos usuarios y usuarias del Espai de Gent Esquerra de l’Eixample ya tiemblan solo de pensar en el frío que pasarán -más todavía- en cuanto bajen las temperaturas. En este equipamiento municipal temen la llegada del crudo invierno porque llevan desde el pasado mes de abril con el sistema de climatización general estropeado y su reparación va para largo. La preocupación de este colectivo formado por unas 1150 personas mayores ha llegado a la sección de participación de EL PERIÓDICO a través de la carta de un lector, Cristóbal Moura.

“El verano ya fue muy complicado, con mareos y sofocos de algunos usuarios y usuarias, cuando irónicamente este espacio situado en el 80 de la calle de Rosselló formaba parte de la red de refugios climáticos de Barcelona para hacer frente a las olas de calor”, asegura Moura, de 69 años, usuario y voluntario de este equipamiento municipal situado en los bajos del 80 de Rosselló. 

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Después de mucho insistir a los dinamizadores y coordinadores del centro, cuya gestión fue adjudicada a l'Associació Esportiva Eixample, consiguieron una respuesta oficial en forma de comunicado el pasado noviembre. El texto, colgado en el vestíbulo, recibe a los usuarios con un tono nada tranquilizador: “La climatización del Espai no funciona a causa de una avería grave de difícil solución”, reza el escrito emitido desde la Dirección de Servicios a las Personas y Territorio del Distrito de l’Eixample. Ese mismo mes el lector, en representación de las diferentes comisiones de actividades, rellenó una instancia en la Oficina de Atención al Ciudadano (OAC) del Eixample reclamando “una reunión urgente” con el Distrito para tratar un asunto que considera preferente, sobre todo teniendo en cuenta las edades de los usuarios –el 40% tiene más de 81 años- y el papel que juega este centro en sus vidas.

Licitación obligada

Fuentes municipales consultadas por este diario explican que la máquina "está descatalogada y por tanto es necesario sustituir todo el sistema". En este sentido el Distrito encargó "inmediatamente un proyecto ejecutivo de sustitución del sistema de climatización" que esperan tener antes de que finalice el año, subrayan las mismas fuentes, que están a la espera de este proyecto para saber cuánto costará la nueva instalación. Con todo, por sus características, todo apunta, dicen, a que "requerirá una licitación pública y una tramitación de unos seis meses mínimo". 

Si bien desde el consistorio aseguran que esta semana el mercurio marcaba 21 grados y que hacen todo lo posible para garantizar el confort térmico, -mediante una decena de radiadores-, este diario ha podido confirmar el malestar que provoca en usuarios habituales, pensionistas que han encontrado en estas cuatro paredes del Eixample algo muy parecido a una segunda familia, sin duda un buen antídoto contra la soledad no deseada. “Hay gente mayor que si no fuera por el Espai de Gent Gran no saldría de casa. Aquí vienen y pueden charlar con otras personas, y cuando no quieren hablar también se sienten acompañadas”, asegura Ferran Vinaixa, que ya ha echado de menos a cinco personas en la coral. Y esta cifra podría ir a más en cuanto bajen más las temperaturas. “Para pasar frío y estar con abrigo y bufanda –continúa- algunos prefieren quedarse en casa, pero entonces no socializan”. 

Radiadores insuficientes

Noticias relacionadas

Las estufas repartidas por las diferentes salas son del todo insuficientes según los usuarios consultados. “El frío solo se soporta si haces una actividad más física como gimnasia o bailes, pero como estés sentado acabas congelado. Para que te calienten un poco estas estufas te tendrías que sentar al lado”, asegura el profesor de ajedrez, Manel Sáez, de 77 años. Desde el consistorio responden: se comprometen a reforzar la instalación eléctrica si fuera necesario para poder enchufar más radiadores.

Este equipamiento, como otros espacios del distrito dirigidos a los más mayores –Carlit, Montserrat Olivella, Transformadors...- , también fomenta un envejecimiento activo, fundamental para reducir el riesgo de padecer todo tipo de enfermedades, tanto físicas como mentales. “Aquí se imparten unos 80 talleres culturales y lúdicos, muchos de los cuales permiten ejercitar la memoria”, subraya otra habitual del centro, Mercè Noguera, que confirma el malestar de los usuarios y voluntarios. Por lo pronto ya han empezado a recoger firmas, y esperan no necesitar “cortar calles con tacatacas”, dicen con mucho sentido del humor, sabedores de su fuerza como colectivo numeroso.