Club de Estilo de EL PERIÓDICO

Cómo cuidar de tus tatuajes al sol: 5 consejos de experta

Marina Molist, especializada en 'tattoos' 'fine line' y fundadora de M3.INK Studio en Barcelona, nos explica las claves para mantener correctamente los grabados de tu piel en verano

Cómo cuidar de tus tatuajes al sol: 5 consejos de experta

AgeFotostock

6
Se lee en minutos
Laura Estirado
Laura Estirado

Periodista

Especialista en Gente, Moda, Tendencias, Estilo y Redes

Escribe desde Barcelona

ver +

Tal como explicábamos hace unas semanas en este diario, el afán por decorarse la piel con tinta no hace sino crecer, consolidándose como una de las tendencias de moda urbana más importantes de este siglo. Según la Unión Nacional de Tatuadores y Anilladores Profesionales, en 1996 había unos 100 estudios en nuestro país; hoy rondan los 2.000. De igual manera, se han multiplicado los adeptos. Un cálculo estimado a partir de datos de la Academia Española de Dermatología apunta a que uno de cada tres españoles entre 18 y 35 años lleva algún tatuaje.

La prueba del algodón se puede hacer fácilmente este verano. Fíjense, en la playa o en la piscina, quién no lleva dibujado un animal, una letra, un corazón o una flecha en algún rinconcito de su epidermis. Muchas de estas personas, incluso, serán nuevos adeptos, recién tatuadas, que seguro querrán saber cómo cuidar de sus tatuajes al sol.

Antes que nada, hay que tener en cuenta la primera ley de la que avisa todo artista tatuador: los tatuajes tardan un mes en 'curarse'. Cabe recordar que un tatuaje es una herida en la capa más profunda de la piel, la dermis, que se rellena con tinta. Se realiza penetrando la piel con una aguja y generando algún tipo de diseño. Precisamente, lo que hace que los tatuajes duren tanto es que son profundos, y la tinta no se inyecta en la capa más superficial de la piel, la epidermis, sino en la dermis, cuyas células son mucho más estables, por lo que el tatuaje es prácticamente permanente.

Auge del minimalismo

La tatuadora Marina Molist (Sabadell, 1999) es una de las artistas más demandadas del estilo 'fine line' o minimalista, uno de los que más de moda están hoy en día, sobre todo entre aquellos clientes que empiezan a tatuarse, y que les suelen otorgar un significado casi místico. Se suelen escoger en zonas visibles, manos, brazos, cuello... y muchas veces se hacen en pareja.

Asegura la joven que en solo unos minutos llena la agenda de su estudio M3.lnk, en la calle Aragó de Barcelona, y que tiene clientes haciendo cola venidos de toda España y del resto del mundo, que el auge por este estilo de líneas puras, sutiles, finas y sintéticas (en tinta negra) que forman figuras muy sencillas y pequeñas como barquitos, flechas, rosas de los vientos, pequeños lemas, símbolos como runas, constelaciones, infinitos o corazones, se debe a que "es un estilo muy versátil que se adapta fácilmente a todos los cuerpos", asegura. Además, "llama la atención por su delicadeza y elegancia".

Ella misma lleva un centenar de ellos en su cuerpo (brazo izquierdo, torso, piernas y pies). Se los ha dibujado con sus propias manos y a modo de 'concepts', el nuevo proyecto en el que se ha sumergido en los últimos meses, y que consiste en "agrupar varios tatuajes en una misma zona". Según la especialista, "se crea así una composición armónica y preciosa de un conjunto de tatuajes sin que una zona quede muy cargada".

No envejecen

Cuando ella empezó, en 2017, casi no había referentes de este estilo en España. "De hecho, muchísimos profesionales del sector me decían que no era factible hacer este tipo de tatuajes ya que, aparte de borrarse, era muy probable que con el tiempo acabarían envejeciendo mal. Pero cinco años después, mi brazo está lleno de tatuajes pequeños y delicados, y se ven perfectos", aclara.

Eso sí, la artista de la aguja explica que para que luzcan en perfectas condiciones hay que cuidarlos bien, en especial, en verano. "Es cierto que la cicatrización de los tatuajes 'fine line' es muy rápida y poco compleja, por lo que los meses de calor se pueden hacer sin problemas. Sin embargo, es importante seguir una serie de cuidados muy simples para garantizar que curan bien", explica.


Noticias relacionadas

Estos son los 5 consejos que da Molist 👇

Hidratar, hidratar e hidratar

La artista explica que "es totalmente imprescindible que la zona del tatuaje esté bien hidratada en verano, sobre todo durante sus primeros días". "Desde nuestro estudio siempre damos una crema y unas indicaciones tras la cita del tatuaje para que cada cliente se los pueda curar de forma eficiente", prosigue.

Esta pomada se debe poner en la zona tatuada tres veces al día aproximadamente. Incluso, si es necesario, se puede poner siempre que el tatuaje se seque. Además, en los de estilo minimalista, "es muy importante poner muy poquita crema y extenderla bien, ya que estos tatuajes son muy pequeños y no necesitan una gran cantidad de crema", asegura.

Poco sol directo

Molist asegura que es básico evitar el contacto directo con el sol, "sobre todo aquellas personas a las que les gusta pasar un buen rato tomando el sol". Un contacto directo y prolongado con los rayos del sol puede convertirse en un factor que puede perjudicar el proceso de cicatrización de un tatuaje.

La tatuadora siempre recomienda a sus clientes tapar el grabado en lugar de exponerlo directamente a los rayos solares.

Protector solar

"Una vez hayan pasado los primeros días y el tatuaje ya esté en gran parte cicatrizado, ya no será necesario cubrirlo. De todos modos, sí que se deberá utilizar protección solar para prevenir la piel de los rayos UV y, de este modo, permitir que los tatuajes envejezcan de la mejor forma posible. Este es un consejo que no solo sirve para el primer verano, sino que es algo constante que se debe hacer siempre que se exponen al sol".

Beber mucha agua

"Por lo general, en verano nuestro cuerpo se deshidrata con mucha más facilidad, de modo que beber agua es otro factor importante. Sobre todo, de cara a mantener todo el cuerpo hidratado, y en consecuencia nuestra piel y nuestros tatuajes", aconseja Marina Molist

Ojo en la piscina y la playa

"Durante los primeros días es preferible no mojar el tatuaje en el agua de las piscinas ni de playa, ya que aumenta el riesgo de que pueda infectarse. No conocemos las bacterias que puede haber en una piscina y mucho menos en el mar. Es por eso que es mejor evitar mojar los tatuajes en aguas no filtradas, sobre todo de cara a aquellos casos en los que la herida del tatuaje todavía no ha empezado a cicatrizar", recomienda la artista de M3.lnk Studio.

Club de Estilo de EL PERIÓDICO

En el Club de Estilo de EL PERIÓDICO nos gusta estar a la última, nos interesa la moda y la belleza y todas las tendencias en estilo de vida, decoración y regalos. Aquí te explicaremos qué es el último grito en la calle y también las redes sociales, y te daremos trucos para que no se te escape nada. Es muy fácil unirse al club. Regístrate en Entre Todos y escríbenos, explicando tus inquietudes o compartiendo tus propias experiencias.