Entender + el fitness

‘Ballet fit’: Cómo ponerse en forma con la danza clásica

  • Este método de entrenamiento ha encandilado ya a cientos de personas y entre ellas a numerosas famosas como Paula Echevarría o Mónica Cruz.

4
Se lee en minutos
Begoña González

El ballet nos hace pensar en imágenes de suaves coreografías interpretadas por esbeltas bailarinas ágiles y ligeras al ritmo de la música. La armonía y la belleza del movimiento no hacen pensar, en un primer momento, en la fuerza de quienes bailan, pero detrás de los suaves movimientos hay verdaderas atletas. Con la finalidad de llevar los beneficios físicos de la danza al resto del mundo nació ‘Ballet Fit’ de la mano de la bailarina canaria Gloria Morales.

El Ballet Fit es una nueva disciplina deportiva que lleva el baile clásico a su vertiente más fitness en la que, combinado con movimientos del yoga y el pilates, es un ejercicio apto para todos los públicos y no es necesario tener conocimientos previos de danza para practicarlo. “No te asustes si nunca has hecho ballet, esto está totalmente pensado y dedicado para ti. Partimos de niveles de iniciación y con el tiempo o con conocimientos previos, se pasa a niveles más avanzados”, asegura Morales.

Los ejercicios, pautados con melodías que van desde hits actuales a clásicos de piano, están enfocados a conseguir tonificar el cuerpo con una línea elegante y en base al equilibrio. El trabajo, durante las sesiones de 45-60’, se enfoca principalmente en el fortalecimiento de la musculatura interna. Al ejercitarla junto al trabajo abdominal y de postura que se desarrolla durante las clases, se favorece la elongación de los músculos, así como una mejora del equilibrio, la flexibilidad y la elasticidad.

Fusión con el fitness

Al final, esta disciplina nace de “la demanda social de entrenar de una manera diferente y las ganas de que tenía de mostrar al mundo los beneficios físicos de practicar el ballet”, asegura Morales. “El Ballet no es un deporte, es un arte, y la única manera de acercarlo al gran público y hacerlo más inclusivo era fusionándolo con el fitness”, argumenta la bailarina. Por ello, en las clases hay  una parte de trabajo en barra, otro bloque de trabajo más cardiovascular y otro de trabajo en suelo con la esterilla.

Este método de entrenamiento ha encandilado ya a cientos de personas y entre ellas a numerosas famosas como Paula Echevarría o Mónica Cruz, pero también hay hombres en las clases. “Aunque no lo parezca, hay hombres que también practican Ballet fit. Muchos de ellos son triatletas, 'crossfiteros' e incluso futbolistas y siempre llegan muy escépticos a la clase. ‘¿Me traigo el tutú?’ Suelen burlarse, pero luego al cuarto plié les tiemblan las piernas”, explica divertida Morales.

"El ballet no es un deporte, es un arte"

Trabajo postural

El método de la bailarina permite a estos deportistas complementar sus trabajos explosivos de mayor impacto con entrenamientos más enfocados al equilibrio, la flexibilidad y la musculatura interna con el que combaten el acortamiento de los músculos y la falta de elasticidad ya que ayuda a oxigenar la musculatura y a reducir las cargas musculares.

Noticias relacionadas

En este tipo de disciplina, la postura es primordial. “La mayoría de personas no es consciente de su abdomen ni de la postura de su espalda en la mayor parte del día, pero entran en clase y es lo primero que cambian. Hay que proyectarse como si se quisiera crecer y ser conscientes de que el ombligo debe ir como hacia dentro y arriba”, explica la bailarina. La especial incidencia en el trabajo abdominal ayuda a reforzar el ‘core’ y contribuye a reajustar el eje de la columna. “Una de las cosas que nos dicen las chicas es que desde el primer momento se notan más altas, que salen de la clase y se regulan el retrovisor del coche por ejemplo. No es solo un tema postural, la actitud también se trabaja en mis clases”, añade. 

La práctica de esta disciplina no requiere vestimenta técnica específica aunque es recomendable llevar ropa ajustada que permita el movimiento libre y se pueda ver la postura para facilitar las correcciones del profesor. Igualmente, tampoco es necesario un calzado especial, puede practicarse descalzo, con calcetines de algodón o con zapatillas de ballet de media punta. Actualmente, el programa de clases de Ballet fit puede seguirse online desde casa y en escuelas de baile con profesores certificados repartidos por toda España.

Club de Fitness de EL PERIÓDICO

En el Club de Fitness de EL PERIÓDICO nos interesa el deporte, la actividad física y la nutrición. Aquí compartiremos experiencias, rutinas, retos y tendencias y encontraremos respuesta a las dudas que surjan sobre la actividad física y el universo que la rodea. Es muy fácil unirse al club. Regístrate en Entre Todos y escríbenos, dinos qué dudas tienes o qué rutina quieres compartir con la comunidad.