Club de Estilo de EL PERIÓDICO

'Fact-checking' al último viral de belleza: A favor y en contra de usar hielo en la cara

Una dermatóloga y una farmacéutica especializada en dermocosmética aclaran las dudas sobre el viejo truco de las modelos con 'jet lag' y de famosas como Victoria Beckham o Irina Shayk

Irina Shayk, fan de las rutina de belleza con hielo.

Irina Shayk, fan de las rutina de belleza con hielo. / INSTAGRAM

5
Se lee en minutos
Laura Estirado
Laura Estirado

Periodista

Especialista en Gente, Moda, Tendencias, Estilo y Redes

Escribe desde Barcelona

ver +

Explicaba Paul Newman, uno de los actores más guapos que ha dado Hollywood, que su truco para aparentar una década menos era sumergir la cara durante dos o tres minutos en agua con hielo cada mañana. Algo parecido ha contado Victoria Beckham que deja su piel radiante. A ella se lo aconsejó la famosa facialista Melanie Grant. Meter el rostro en agua congelada o hacer rodar el hielo por la tez es la solución más rápida de la exSpice Girl para estar estupenda después de un viaje o de tomar una copa de vino. La maquilladora de pasarela y estrella de Youtube Lisa Eldridge también asegura que el frío extremo hace maravillas en las modelos con 'jet lag' y que un poco de hielo en el paladar aniquila las rojeces de las mejillas, pues allí están los receptores de los vasos sanguíneos de la cara.

Aplicar hielo sobre la piel del rostro ha inundado los 'feeds' de Instagram, TikTok y Youtube. Desde que hace unos meses se viralizó un vídeo de Irina Shayk explicando que en su rutina de belleza por las mañanas no falta el momento 'frozen' con la 'Ice Ball' (la herramienta de Nicole Caroline que cuesta cerca de 26 euros), para "despertar su rostro" y aportarle luminosidad -"¡Créeme, funciona!", explicó en el 'Vogue' británico-, la tendencia 'beauty' del momento no ha hecho sino crecer y viralizarse. Y son miles los usuarios que comparten vídeos pasándose ese cachivache por la cara u otros aparatos similares nacidos con el mismo propósito, como el Contour Cube (23,95 €). Algunos creyentes, incluso, se aplican directamente los resbaladizos cubitos salidos del congelador.

Pero, ¿realmente este truco casero funciona? ¿En verdad el hielo, sobre todo si se mezcla con té verde, aloe vera, cafeína o leche, mejora la circulación, minimiza los poros, calma las rojeces o aporta a la piel una pátina clara y radiante?

En el Club de Estilo preguntamos a dos expertas para que arrojen luz sobre el último 'drama beauty' en las redes. Y, atención, 'spoilers', no es todo maravilloso en el mundo del cuidado facial con hielo, tal como advierten Estefanía Blanco, farmacéutica especializada en dermocosmética y fundadora de la firma Blanc Supplements, y Virginia Sánchez, directora médica y dermatóloga de Dorsia.

APORTA LUMINOSIDAD

"La aplicación de frío localizada durante un tiempo limitado, y siendo las medidas de aplicación oportunas, puede mejorar la luminosidad", asegura la especialista en dermocosmética Estefanía Blanco. El efecto 'brillo saludable' sería consecuencia de la mejora de la circulación sanguínea en la zona.

CIERRA LOS POROS

Es un leyenda urbana que el frío extremo actúe en los poros cerrándolos o minimizándolos. Tal como explica Blanco, "los poros no se cierran, forman parte de la estructura normal de la piel y no se cierran con la aplicación de frío ni con otro tratamiento cosmético"

MEJORA EL ACNÉ

Según la dermatóloga Sánchez, la aplicación de hielo "puede ayudar a reducir la inflamación de las lesiones durante los brotes". Si bien la causa subyacente de las imperfecciones y el acné quístico son las bacterias, una dosis de frío puede ayudar a aliviar el dolor y disminuir la inflamación al contraer los vasos sanguíneos. Lo mejor es alternar la aplicación de cubitos de hielo con una compresa tibia en los brotes durante unos seis ciclos. Así se estimula la circulación y el sistema inmunológico del cuerpo se 'calma'. Para conseguir mejores resultados, se puede disolver una aspirina en agua tibia antes de congelarla, ya que el ácido acetilsalicílico ayuda a secar los brotes.

@averyhoneycutt

I’m gonna duet this in a week👀🧊 ##StrikeAPosay ##fyp ##skintok ##skin ##routine ##icing

♬ original sound - Natalie Gurevich

EVITAR LAS CREMAS DESPUÉS

Existe la creencia errónea de que no se pueden poner cremas faciales después de aplicar frío en la cara. Pero no es así, sí que se puede. La farmacéutica Blanco asegura que "podríamos aplicar los productos cosméticos a continuación, una vez hayamos secado el rostro". La dermatóloga Sánchez calcula que se debe esperar "20 minutos" tras un tratamiento con hielo.

SE PUEDE HACER HABITUALMENTE

"La aplicación de frío directo debe ser limitada a un único momento del día. Si quisiéramos llevar a cabo un efecto descongestionante tendría más sentido su aplicación por la mañana", asegura Blanco, fundadora de la marca Blanc Supplements. La dermatóloga Sánchez no lo recomienda como tratamiento habitual.

ACABA CON LAS BOLSAS

Según Virginia Sánchez, "la reducción de la inflamación es durante un tiempo limitado", no más allá de "unas horas. Para Estefanía Blanco, se trata de un descongestionador natural de la zona de las ojeras. Sin llegar a la congelación, también se puede aplicar una compresa de algodón con manzanilla fría durante unos minutos. O si no, con unos cubitos envueltos en una gasa se puede deslizar desde los ángulos interiores hacia la frente, en un movimiento circular. De esta manera se favorece el drenaje del exceso de líquidos que dan a los ojos un aspecto cansado. También se puede usar un poco de café helado, ya que la cafeína actúa contra la hinchazón.

@quintymirjam

Bye bye dark circles 🌸 #lifehack #ice #darkcircles #icelipstick

♬ Runaway - AURORA

LE VA BIEN A TODO EL MUNDO

No, en absoluto. "No se recomienda para pieles sensibles, con tendencia a rosácea o con dermatitis", aconseja Sánchez, que tampoco recomienda este tratamiento a pacientes con urticaria por frío. Blanco, por su parte, advierte de las consecuencias en las pieles reactivas. "Este tipo de pieles pueden verse alteradas por modificaciones en la vascularización".

Noticias relacionadas

SE APLICA DIRECTAMENTE

"Hay que evitar el contacto directo del hielo con la piel para no provocarnos quemaduras. Se puede cubrir el hielo con una gasa o una toalla", afirma Blanco, que aconseja que el tratamiento no se alargue más de 10 minutos y que se realice con toquecitos. La dermatóloga propone usar una gasa o paño y "cambiar de sitio continuamente para evitar la quemadura por congelación". "Se trata de enfriar la piel, no de congelarla. En caso de congelarse se produciría una importante inflamación y rojez, y posteriormente aparecería la quemadura", asegura.

Club de Estilo de EL PERIÓDICO

En el Club de Estilo de EL PERIÓDICO nos gusta estar a la última, nos interesa la moda y la belleza y todas las tendencias en estilo de vida, decoración y regalos. Aquí te explicaremos qué es el último grito en la calle y también las redes sociales, y te daremos trucos para que no se te escape nada. Es muy fácil unirse al club. Regístrate en Entre Todos y escríbenos, explicando tus inquietudes o compartiendo tus propias experiencias.