En comunidad

Otros efectos del Brexit: sin citas para visados para venir a vivir a España

“Estoy desesperada con el Gobierno de España”. Así arranca la carta de una abogada enviada a la sección Entre Todos. Protesta por la imposibilidad de conseguir una cita en el consulado español en Londres para sus clientes, británicos que quieren abandonar Reino Unido y vivir en España. Fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación confirman una ralentización en la gestión de los visados. 

Otros efectos del Brexit: sin citas para visados para venir a vivir a España
3
Se lee en minutos
Luis Benavides
Luis Benavides

Periodista

ver +

La abogada, que responde a las iniciales de L.L., trabaja en un bufete de abogados sito en Madrid especializado en gestionar todo tipo de visados aunque sus clientes más habituales son personas “con alto poder adquisitivo” que quieren “jubilarse en España o que ahora con el Brexit no puede estar más de 90 días y quieren vivir aquí”.

Tras la separación definitiva entre el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte y la Unión Europea, la libre circulación de personas dejó de aplicarse el 1 de enero de 2021 y el trabajo de estos bufetes se ha complicado en los últimos meses. “No están dando citas para los visados de gente que quiere abandonar el Reino Unido y vivir en España, pagando los impuestos y todo aquí. Cada cita le reporta más de 500 libras a las arcas del Estado”, sostiene la letrada, que asegura que lleva “dos meses pidiendo” sin obtener siquiera una respuesta.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

La cita es el primer paso para obtener un visado que permitiría hacer vida en territorio español más allá de los reglamentarios 90 días en un periodo de 180. Los tres consulados de España en el Reino Unido son los encargados de dar las citas. “Con los de Edimburgo y Manchester la comunicación es fluida, el problema está focalizado en Londres”, explica una abogada que acompaña a las personas o familias interesadas en vivir en España durante todo el proceso burocrático. “Se pueden gastar más de 3.000 euros para venir, ya que tienen que pagar un seguro médico privado por un año por adelantado, un seguro de repatriación y la comisión del consulado español, que son más de 500 libras, entre otros costes solo de documentación”, añade.

El objetivo de la carta es principalmente visibilizar una problemática eclipsada por otros efectos no deseados o imprevistos del Brexit como la falta de suministros. La letrada no entiende que “el Gobierno no haga nada”, dice, para solucionar un “tapón” administrativo que genera muchos inconvenientes a ciudadanos de terceros países –de fuera de la Unión Europea- que quieren “vivir y consumir en nuestro país y pagar impuestos aquí”. Y es que algunos de los documentos necesarios para la concesión del visado, por ejemplo, tienen una validez de tres meses. Si no obtienen cita en ese intervalo de tiempo, toca empezar de nuevo. Pedir los mismos papeles y pagar otra vez.

Aumento exponencial y traslado

Fuentes del Ministerio de Exteriores, por su parte, explican a este diario que ya trabajan para poder dar respuesta a una avalancha de solicitudes de visados posbrexit. “Los problemas de asignación de citas se están produciendo especialmente en el Consulado General Londres, debido a las limitaciones de un edificio en el que se ubica el consulado y que no estaba pensado para afrontar la situación actual”, explican desde el ministerio, que hablan de un “aumento exponencial” de peticiones en todos los consultados en Reino Unido.

Consciente del problema estructural en el consulado ubicado el área de Belgravia de Londres, el ministerio ultima un traslado a otras instalaciones “más adecuadas al nuevo volumen de trabajo derivado del Brexit”. Mientras, aseguran las mismas fuentes, ya se han tomados algunas medidas como “la automatización del sistema de asignación de citas o el incremento de personal dedicado a visados”.  

Desde el pasado 1 de enero del 2021, además, los consulados se han encontrado con dificultades añadidas como el acaparamiento de citas, un alto porcentaje de personas interesadas que no acuden a su cita y un volumen importante de expedientes incompletos que requieren subsanación. Todas estas circunstancias, ajenas a la labor de los consulados, “están ralentizado aún más la gestión de los visados”, subrayan fuentes del ministerio, que también puntualizan que se están priorizando los visados para estudiantes, para auxiliares de conversación y para trabajadores. Así, se deduce que los visados de “residencia no lucrativa” para británicos prejubilados o jubilados no son preferentes.


Noticias relacionadas

Evitar fraudes

Expertos consultados por este diario explican que los visados por residencia no lucrativa --los que garantizan la residencia durante un año, con la posibilidad de renovaciones posteriores de dos años-- requieren actualmente un mayor esfuerzo por parte de los funcionarios en el consulado. El proceso es más largo, implica más requisitos y se miran con lupa. Se trata de evitar posibles fraudes, principalmente que estos solicitantes británicos se instalen en España y realicen alguna actividad económica o laboral. Deben acreditar, entre otras cosas, medios económicos necesarios para sufragar los gastos de estancia y regreso.