Club Entender + Animales y plantas

Cataratas en perros: causas y tratamientos

  • El envejecimiento, la diabetes o un golpe o inflamación ocular pueden provocar que la visión se vuelva borrosa

Un oftalmólogo veterinario examina los ojos de un perro con la ayuda de un tonómetro veterinario oftalmológico en una clínica veterinaria.

Un oftalmólogo veterinario examina los ojos de un perro con la ayuda de un tonómetro veterinario oftalmológico en una clínica veterinaria. / 123RF / Kukota Ekaterina

4
Se lee en minutos
Vega S. Sánchez
Vega S. Sánchez

Periodista

Especialista en animales, plantas y curiosidades

Escribe desde Barcelona

ver +

Las cataratas en los perros son una patología relativamente común que, al igual que sucede con las personas, afecta a la visión de los canes y les impide ver con nitidez. Se producen cuando la lente interior del ojo (el cristalino) pierde transparencia y a medida que avanza, la visión del perro se va debilitando, es decir, se va poniendo más borrosa.

Se detecta cuando el animal "tiene miedo a salir a la calle", explica el doctor Paco Simó, oftalmólogo veterinario y director médico del Instituto Veterinario Oftalmológico (IVO).

"En casa, en un entorno controlado, el perro se encuentra tranquilo y está bien, pero a la hora de salir se muestra más temeroso", añade, y explica que "los dueños acuden a consulta y relatan que parece que [el perro] no les reconocen". En casos extremos, los animales acaban chocando con todo. También se nota que de noche ven peor y disminuye su actividad, señala.

En algunas razas de perros ocurre con mayor frecuencia que en otras. “Caniches, cockers, bulldog francés, labrador, golden retriever, husky alaskan malamute, algunos terrier, como el jack russell terrier…” son más propensos genéticamente a padecer este tipo de patologías, apunta el doctor Simó.

Las principales causas de las cataratas oculares en los perros son:

Cataratas por la edad

Al igual, que sucede con los humanos, cuando los perros tienen ya cierta edad, "sobre los ocho o nueve años", según explica el doctor veterinario Paco Simó, el cristalino, que es donde se forma la catarata, también envejece, lo que provoca la degradación visual y la aparición de las cataratas.

Cataratas diabéticas

Los perros diabéticos, aunque no tenga una edad excesivamente avanzada, tienen "cerca de un 80% de desarrollar cataratas en menos de un año", explica Simó. Es algo que sucede incluso en ejemplares jóvenes, de apenas meses.

Cataratas hereditarias

Como sucede con los perros que tienen diabetes, en este tipo de cataratas tampoco influye la edad del can. "Ejemplares muy jóvenes de las razas más predispuestas genéticamente a ello pueden desarrollar cataratas", apunta Simó.

Cataratas por traumatismo

Si el perro sufre un trauma (golpe), un proceso inflamatorio del ojo o una enfermedad ocular como el glaucoma (aumento de la presión intraocular) o la uveítis (inflamación intraocular), puede desarrollar cataratas. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no siempre lo hará y que la catarata se va formando poco a poco, no es algo que ocurre de la noche a la mañana.

Para confirmar el diagnóstico de las cataratas, es necesario acudir a un especialista que realice una minuciosa exploración del ojo con un instrumental oftalmológico específico. El veterinario examinará las distintas estructuras del globo ocular para evaluar si existen otras patologías o problemas oculares, y decidir si es necesario operar o no, puesto que las cataratas no se pueden prevenir ni curar.

En ocasiones, la ingesta de "antioxidantes con omega 3, vitamina E, D y A" puede ralentizar el desarrollo de las cataratas y hay quien apunta a que "podrían utilizarse como preventivos para su aparición, aunque no hay nada demostrado", asegura el doctor Simó. Pero aunque no hay estudios que demuestren su eficacia para prevenir la aparición de cataratas, se suele incluir una dieta rica en antioxidantes en los perros "porque tampoco resulta perjudicial para el estómago" de los canes, señala.

Un perro con cataratas en ambos ojos.

/ Ivabalk

Sin embargo, el tomar antioxidantes para evitar el desarrollo de las mismas y que no crezcan tan rápido "solo es efectivo en algún tipo de cataratas, en la mayoría no", matiza el especialista, que añade que "solo son efectivos con las cataratas seniles", es decir, las producidas por la edad.

Operación

En los casos en que realmente el perro ve mermada su visión de forma considerable, es necesario operarle, con una técnica quirúrgica similar a la que se practica en las personas. "La única diferencia", afirma el doctor Simó, "es que en los perros requiere de anestesia general por razones obvias".

La cirugía de cataratas en perros consiste en sustituir el cristalino por una lente intraocular que realiza su función. La técnica, conocida como facoemulsificación del cristalino, dura "de 20 a 30 minutos".

Noticias relacionadas

Otro factor importante a tener en cuenta es que, con la cirugía, se corrige para siempre. Es decir, después de que un perro es operado de cataratas, no vuelven a aparecer.

Club Entender + Animales y plantas de EL PERIÓDICO

En el Club Entender + Animales y plantas de EL PERIÓDICO somos amantes de los seres vivos y nos interesa todo lo relacionado con ellos. Aquí te explicaremos todo lo relacionado con tus mascotas y cómo sacar el máximo provecho de tus plantas, siempre desde un punto de vista ecológico y sostenible. Es muy fácil unirse al club. Regístrate en Entre Todos y escríbenos, explicando tus inquietudes o compartiendo tus propias experiencias.