Entrevista

Josep Roca Guerrero: "El veganismo es un rito de paso contemporáneo"

En una época marcada por la incertidumbre y la complejidad, las formas tradicionales de búsqueda del sentido de la vida conviven con nuevos ritos como el yoga, la astrología o el reiki. Este antropólogo ‘millenial’ es uno de los participantes en la quinta sesión del ciclo ‘El virus del sentit: joves i recerca vital’ de Biblioteques de Barcelona, que analiza la relación de la juventud con las nuevas espiritualidades y las religiones. La sesión tendrá lugar el lunes 26, a las 18.30 horas, a través del canal de YouTube de Biblioteques.

 El antropólogo Josep  Roca.

El antropólogo Josep Roca. / MARIA D OULTREMONT

Se lee en minutos

¿Qué se entiende por joven?

Desde mi perspectiva antropológica, las personas jóvenes son las que se encuentran en una situación liminar, es decir, entre dos estadios: la infancia y la edad adulta.

¿Qué implica aplicar el concepto liminalidad a esta etapa de la vida?

La liminalidad conecta con el rito de paso, un ritual colectivo de las sociedades tradicionales en el que los neófitos y las neófitas pasan por un estadio intermedio en el que son potencialidad pura, gente peligrosa por su ambigüedad que desafía la ordenación aceptada del mundo.

¿Las generaciones X, Y y Z son o fueron un peligro para la sociedad?

La juventud es el estadio por excelencia en el que se trata de incorporar aquello que socialmente es considerado como peligroso para pensar el mundo. Todo lo que hacen estas generaciones choca con lo que la sociedad considera que es ‘bueno’. No es un fenómeno nuevo.

¿Qué ritos de paso existen en el siglo XXI?

Cuesta más encontrarlos, incluso podríamos pensar que vivimos en una liminalidad indefinida porque cada vez resulta menos creíble esperar que el destino social y cultural de los jóvenes sea formar una familia y ocupar un nicho social previo. Yo defiendo que las nuevas formas de espiritualidad conforman un de rito de paso frente a la incertidumbre de la modernidad líquida.

"La astrología, la meditación, el yoga, el reiki o la conversión religiosa inesperada son nuevas formas de espiritualidad"

¿Cuáles serían esas nuevas formas de espiritualidad?

La astrología, la meditación, el yoga, el reiki, la conversión religiosa inesperada… 

¿El veganismo?

Para mí es un rito de paso contemporáneo, sin duda. El veganismo se sustenta en principios éticos, ecológicos y de salud y muchas veces se acompaña de una cosmología que considera que la vida es una para todos los seres y esto conecta con la tradición religiosa moderna del panteísmo.

¿Ser espiritual es parecido a ser religioso?

Según el Baròmetre de la Religiositat de 2020, casi el 30% de las personas que practican estas nuevas formas de espiritualidad no se consideran personas religiosas en el sentido de las viejas tradiciones religiosas institucionalizadas.

¿Cuál es el objetivo de estos nuevos ritos de paso?

Permiten entrar en una sociabilidad menos peligrosa y más aceptada. De hecho, traducen a un lenguaje místico-esotérico valores ampliamente compartidos por la sociedad como la libertad, la autenticidad, el respeto o el cuidado. 

"No está arraigando una tradición firme de la modernidad y eso explicaría el resurgimiento de la filosofía y teorías más estrafalarias

El yoga, el veganismo… ¿son formas de buscarle un sentido a la vida o un producto más de consumo?

Una cuestión que caracteriza las nuevas formas de espiritualidad es que todo tiene un precio. Tú haces un taller de reiki y lo pagas. Está muy mercantilizado. Pero focalizar estos nuevos imaginarios culturales exclusivamente desde la elección racional de las personas que escogen un producto u otro me parece una visión empobrecedora.

¿Y focalizarlo como una búsqueda del sentido? 

Es una pregunta tremenda. En nuestra educación formal no se nos requiere que busquemos algo más. Entonces, ¿por qué la gente sigue buscando el sentido?

¿Porque el ser humano es así?

Esto nos llevaría a explicaciones teológicas. Los cognitivistas dirían que la capacidad de simbolizar del ser humano es connatural y necesitamos ir más allá de lo que nos pasa. Y luego está la cuestión mercantil, pero también el utilitarismo humanista…

Hace tres años las facultades de Filosofía se llenaron.

La búsqueda de sentido se está extendiendo en versiones muy distintas y una de ellas podría ser un resurgimiento de la filosofía en su versión más metafísica, que se opone a la ciencia y la técnica como formas hegemónicas de conocimiento global.

La ciencia no lo explica todo.

No está arraigando una tradición firme de la modernidad y del pensamiento científico en la que todo el mundo crea y eso explicaría el resurgimiento de la filosofía y de otras teorías más estrafalarias.

¿Cómo cuáles?

Por ejemplo, el terraplanismo o el culto Anunnaki, según el cual unos alienígenas nos dejaron en la Tierra para buscar oro y por eso nos gustaría tanto. Son teorías que no beben de ninguna tradición.

"La felicidad que prometen estos imaginarios se convierten en una alternativa a los tratamientos médicos de salud mental"

¿La espiritualidad también es una alternativa terapéutica?

La oferta místico-esotérica está ligada a una percepción creciente entre la juventud de que tiene que ‘sanarse’. La felicidad que prometen estos imaginarios se convierten en una alternativa a los tratamientos médicos de salud mental. Su discurso junta materia y espíritu, pero también cuerpo y mente, desplegándose en un espectro terapéutico que cuaja en prácticas como la meditación o el reiki. 

¿Eso le quita potencial subversivo a la juventud?

No necesariamente. La expectativa de que a través de estas nuevas formas de espiritualidad se llega a la paz y a la felicidad es un elemento central y, por un lado, me parece fantástico.

Noticias relacionadas

Pero…

Puede servir para negar ciertos problemas estructurales que no se afrontan desde una visión excesivamente individualista del itinerario vital. Se olvida que, a veces, la rabia compartida también puede servir para mejorar la vida de la gente.