Obituario

Sheldon Adelson, el dinero al servicio de la causa

Sus millonarias donaciones favorecieron a los sectores más radicales del Partido Republicano y a Binyamin Netanyahu en Israel

Sheldon Adelson.

Sheldon Adelson. / FERRAN SENDRA

Se lee en minutos

La desaparición el lunes del magnate judío-americano Sheldon Adelson deja un vacío que los sectores más radicales partido republicano de EEUU y al primer ministro de Israel Binyamin Netanyahu tendrán dificultades para llenar. Sus millonarias donaciones en estos dos ámbitos, así como las consecuentes presiones que ejercía para impulsar las políticas más conservadoras en Estados Unidos e Israel, tendrán que buscar otro agente.

Adelson, de 87 años, alcanzó cierta notoriedad en España cuando barajó la posibilidad de que su gran empresa Las Vegas Sands liderara una inversión de 23.000 millones de dólares en Barcelona o Madrid en la industria de los casinos. Adelson fue cortejado por las máximas autoridades de Catalunya y Madrid. Aunque más de un especulador se frotó las manos entonces, la grandiosa iniciativa, llamada Eurovegas, se derrumbó en diciembre de 2013.

Con una fortuna de 33.500 millones de dólares en 2020, según la revista 'Forbes', figuraba en el número 28 de la lista de las personas más ricas del mundo. Destinó una parte considerable de su caudal a causas vinculadas a la extrema derecha, convirtiéndose en el principal donante de Donald Trump en las elecciones de 2016 y 2020 siempre con el objetivo de favorecer a Netanyahu. El motivo de su muerte fue el linfoma no Hodgkin, un cáncer que se inicia en los linfocitos.

Adelson no siempre favoreció al partido republicano. Hasta 1996 se identificó con el partido demócrata, pero en esa época sus inclinaciones cambiaron radicalmente a causa de Israel, según algunos analistas. Precisamente en 1996 Netanyahu ganó sus primeras elecciones y los dos hombres asentaron una productiva relación que ha durado hasta ahora, aunque muy ocasionalmente estuviera salpicada por cierta tensión, nunca ideológica sino más bien personal.

Otra versión de su cambio de orientación, ofrecida por 'The New Yorker', fue que a mediados de los noventa mantuvo un duro enfrentamiento con los sindicatos que defendían a los trabajadores de sus empresas. Una de sus empleadas dijo a la revista que Adelson le contó que “los viejos demócratas están con el sindicato y (Adelson) quiso romper la espalda del sindicato, para lo que tenía que romper la espalda del (partido) demócrata”.

Es 2012 dijo a 'Forbes': "Estoy en contra de que los ricos traten de influir o influyan en las elecciones, pero mientras eso se pueda hacer, lo haré". En su opinión, lo mismo hacen los millonarios progresistas como George Soros, otro rico judío americano que dona a causas del partido demócrata en Estados Unidos y en el resto del mundo.

Apoyo a Netanyahu

Una de sus mayores contribuciones a favor de Netanyahu fue la fundación de 'Israel Hayom', un diario gratuito que se ha convertido en el de mayor difusión y que popularmente se conoce como 'Bibiton', es decir 'el diario de Bibi', el apodo de Netanyahu. La conexión del diario con Netanyahu es total, hasta el punto que hace solo unos días trascendió que Netanyahu conversó con el director del periódico cientos de veces en cuestión de meses. Recientemente, Netanyahu desveló que hablaba telefónicamente con Adelson alrededor de 40 veces al año.

Te puede interesar

Adelson también era propietario de 'Makor Rishon', un semanario que se identifica con los colonos judíos y es cada día más influyente. Su director es Haggai Segal, un terrorista condenado en los años ochenta por poner bombas en los bajos de los coches de alcaldes palestinos. Un alcalde murió y varios sufrieron amputaciones, pero los terroristas fueron indultados.

Se da la circunstancia de que este religioso ortodoxo es padre de Amit Segal, el principal comentarista político del Canal 12, que casi tiene el monopolio de noticias televisivas, y a quien en Israel identifican con Netanyahu, con la extrema derecha religiosa y los colonos. Adelson también ha sido uno de los primeros contribuyentes a proyectos de los colonos que residen en los territorios palestinos ocupados contrariamente al derecho internacional.