18 sep 2020

Ir a contenido

RUTAS PARA CORREDORES

Respirar la belleza de Montjuïc

El entrenador personal Enric Llinares propone un itinerario circular por la montaña barcelonesa

Carme Escales

Enric Llinares, en las gradas del Teatre Grec de Montjuïc.

Enric Llinares, en las gradas del Teatre Grec de Montjuïc.

Salir a correr requiere voluntad, predisposición de tiempo y esfuerzo físico. Pero con todo ello llega también una gran recompensa. La liberación de endorfinas y la consecuente sensación de bienestar nutren la parte física y también la mental. Es un efecto que Enric Llinares conoce en profundidad y trata de hacer vivir a las personas cuyos entrenos corriendo (o patinando) acompaña por la ciudad de Barcelona y los u

Estimular, sentir, sonreír al convertir el esfuerzo en ese camino a la satisfacción con todos los sentidos lo llevan a definir itinerarios para 'runners' que propician el disfrute. "Busco la máxima belleza de los senderos, lugares por los que pasa poca gente, sin importar la dificultad técnica", describe este entrenador personal. Su preparación para el acceso a los estudios del INEFC, hace 20 años, fue el punto de inflexión en sus carreras urbanas, la mayoría junto al mar, desde la Mar Bella hasta el antiguo rompeolas. Empezó a medir sus tiempos, a participar en competiciones de distancia y perfeccionarse. Hoy ayuda, individualmente o en grupo, a mejorar el rendimiento en la actividad física, incluyendo en sus sesiones la educación en alimentación e higiene postural como parte de un buen entreno.

20 kilómetros

Una de las rutas que sus seguidores más se descargan en la 'app' de Wikiloc -sus itinerarios son de las que más éxito tienen- transcurre por Montjuïc. Es un itinerario circular de 20 kilómetros, largo y estrecho que, sin repetir ningún metro de trayecto, recorre todo el anillo olímpico, las instalaciones deportivas construidas para celebrar en 1992 los Juegos Olímpicos de Barcelona, el castillo, el cementerio y los diferentes parques y museos de Montjuïc. La gracia de este trazado es que aprovecha los senderos de tierra blanda en la montaña. "Mi objetivo número uno es que la gente pase por los lugares más bonitos", afirma.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Un buen punto de inicio de esta propuesta de itinerario es el funicular de Montjuïc, junto a las piscinas olímpicas, sobre todo si se llega motorizado, porque hay lugar para aparcar. Si se llega en transporte público hasta la plaza de España, empezar la ruta en el MNAC es otra buena opción. Pasaremos por los miradores del Poble Sec, Miramar, el del alcalde y el de Migdia, entre otros puntos de vista panorámica sobre la ciudad de Barcelona y el mar. El Teatre Grec y el MNAC, la Font del Gat y el Fossar de la Pedrera, en el camino del Esparver, los jardines de Mossèn Cinto Verdaguer y de Joan Brossa nutren de contenido este atractivo trazado para correr.

"Se puede hacer corriendo o caminando, de una tirada o en diferentes etapas, combinando el ejercicio con las visitas a parques o museos. Incluso se puede comer en algún restaurante de la zona al acabar una etapa", señala. Por lo tanto, hay que prever tiempo para regalarse en los miradores o espacios que invitan a detenerse a respirar la temperatura, el silencio, antes de proseguir, para no enganchar las horas de más calor. Septiembre es un buen mes para probar esta ruta.