28 oct 2020

Ir a contenido

PERIODISMO CON EL CIUDADANO

Los 'guardianes' de la desescalada: "Preservamos los pasos hacia la 'nueva normalidad'"

El fin de la reclusión pone de relieve la función protectora de los profesionales que salvaguardan los logros de cara al desconfinamiento definitivo

Seis trabajadores explican en primera persona cómo procuran el cumplimiento de las medidas y siguen el rastro del virus para evitar que rebrote

Manuel Arenas

José López, administrativo responsable del triaje de pacientes en el CAP Sants.

José López, administrativo responsable del triaje de pacientes en el CAP Sants. / JORDI COTRINA

Si el confinamiento al que obligó el coronavirus puso en valor a los trabajadores esenciales encargados de prestar servicios básicos a la ciudadanía, el desconfinamiento ha puesto de relieve la función protectora de otro tipo de profesionales: los 'guardianes' de la desescalada, responsables de preservar en sus diferentes ámbitos cada uno de los pasos que da la sociedad hacia la 'nueva normalidad'.

Un vigilante de seguridad del metro, una socorrista de playas, un administrativo que mide la temperatura de los pacientes de un ambulatorio, una trabajadora del servicio de limpieza, un policía local y una enfermera que realiza seguimiento de positivos explican en primera persona a EL PERIÓDICO cómo procuran el cumplimiento de las medidas y siguen en su día a día el rastro del virus para evitar que rebrote.

"Los pasajeros del metro me reprochan que les recuerde que se pongan la mascarilla"

Vicente López (Barcelona, 1986)

Vigilante de seguridad del metro de Barcelona

"Soy vigilante del metro de Barcelona en la Línea 9, y durante la desescalada realizo operativos de revisión de trenes con prioridad en andenes y vestíbulos. Si un usuario entra sin mascarilla, debo indicarle que está obligado a llevarla: si lo veo en el vestíbulo, le comunico que no puede acceder; si ya está en el vagón, le pido el billete y le hago una advertencia de cara a la próxima vez. Muchos pasajeros, en vez de entender que se lo digo por su bienestar, me reprochan que se lo recuerde aludiendo a que no es mi trabajo hacerlo, pero resulta que precisamente sí lo es. Desde el inicio de la pandemia, los vigilantes del metro nos hemos sentido olvidados: como hemos denunciado desde el Sindicato Profesional de Seguridad Privada, nuestra protección ha sido mínima a pesar de haber estado expuestos a diario, como la Policía pero en el suburbano".

Vicente López, vigilante de seguridad del metro de Barcelona. / JORDI COTRINA

"Los bañistas no están respetando mucho los protocolos en las playas"

Lucía Rodríguez (Barcelona, 1986)

Socorrista de playas

"Habitualmente trabajo como profesora de cursos de socorrismo en Pro-Activa; ahora, al no haber cursos, me encargo de dar soporte en la operativa de apertura de playas en la desescalada, dado mi bagaje de perfil sanitario en relación a los protocolos del coronavirus. De momento solo hemos empezado en tres municipios: Calella, Tossa de Mar y Lloret de Mar. Por lo que he comprobado, los bañistas están bastante irascibles cuando les explicas los protocolos en las playas y, en general, no los están respetando mucho. Sobre todo, nos centramos en mantener la distancia de seguridad en la aproximación acuática y en usar gel y protección en zona terrestre. Una dificultad añadida es que tenemos que estar pendientes de la regulación concreta que cada ayuntamiento prevea para cada playa, una heterogeneidad que nos afecta directamente".

Lucía Rodríguez, socorrista de playas de Pro-Activa. / SERGI CONESA

"Mido la temperatura de los pacientes en la puerta para determinar si los aislamos en la 'zona covid' o no"

José López (Barcelona, 1979)

Administrativo responsable del triaje de pacientes en el CAP Sants

"Como administrativo del Centro de Atención Primaria (CAP) Sants, mi función durante la desescalada es realizar, junto con una enfermera, el triaje de pacientes en la puerta del centro. Concretamente, medimos la temperatura del paciente con un termómetro, le preguntamos por sus síntomas y, en función de lo que nos diga, determinamos si se le debe aislar en la 'zona covid' o no. Este cribaje nos permite detectar las necesidades reales de los usuarios que acuden al CAP, algunas de las cuales se pueden resolver telemáticamente por tal de reducir la presencialidad y el riesgo de contagio. Aunque el coronavirus sigue siendo nuestro día a día, estamos tratando de volver a la realidad habitual después de haber tenido que reordenar por completo nuestra manera de trabajar".

José López, administrativo responsable del triaje de pacientes en el CAP Sants. / JORDI COTRINA

"En la desescalada hemos notado mucho el incremento de residuos en la calle"

Carmen Delgado (Cádiz, 1961)

Trabajadora del servicio de limpieza de Barcelona

"Soy mando intermedio del servicio de limpieza del Ayuntamiento de Barcelona, y mi trabajo es coordinar los equipos de operarios del parque Joan Miró, donde nos ocupamos de la zona del Eixample izquierdo: desde Diagonal hasta Paral·lel y desde Tarragona hasta Pau Clarís. Cuando empezó la pandemia, notamos un importante descenso de residuos en la calle, pero, ahora que la gente ha vuelto a la vía pública, en la desescalada hemos notado mucho el incremento de esos residuos, especialmente desechos de mascarillas o guantes. A pesar de las excepciones, mi percepción es que la gente sí que está concienciada de la limpieza durante la desescalada. ¿Que cómo lo estoy llevando personalmente? Con la pena de no haber podido ver a mis nietas durante este tiempo y de haber visto cómo compañeros perdían a familiares sin poder despedirse de ellos".

Carmen Delgado, trabajadora del servicio de limpieza del Ayuntamiento de Barcelona. / MAITE CRUZ

"Antes controlábamos quién circulaba sin justificación; ahora preservamos la 'nueva normalidad'"

Francisco Villalobos (Badalona, 1965)

Cabo de Proximidad de la Guardia Urbana de Badalona

"Desde el inicio del estado de alarma, todas las unidades de la Guardia Urbana de Badalona prestamos servicios vinculados al coronavirus. Nuestro trabajo ha cambiado mucho: si antes de la fase 1 patrullábamos para controlar quién circulaba sin justificación, ahora, al haber disminuido las restricciones, nuestras intervenciones van encaminadas a preservar los pasos que damos hacia la 'nueva normalidad'. Por ejemplo, intervenimos en personas que practican deporte fuera de horario, en establecimientos que no respetan el aforo o en que la gente guarde distancia en la playa. Aunque soy el primero que hago autocrítica, hay que asumir que no es fácil atender todos los casos con la celeridad que desearíamos, lo cual nos genera mucho estrés. La gente debe entender que, si hacemos peatonal la C/del Mar, eso no es capricho nuestro, sino que son las instrucciones que recibimos. Sobre compañeros que han perdido familiares... yo llevo aquí 33 años y se supone que debo estar curado de todo, pero siempre queda algo: por mucho uniforme que lleves, no dejas de ser una persona".

Francisco Villalobos, cabo de proximidad de la Guardia Urbana de Badalona. / SERGI CONESA

"Haciendo seguimiento de pacientes hemos evitado muchos ingresos hospitalarios "

Laura Marín (Murcia, 1979)

Enfermera en el CAP de Sant Andreu de la Barca

"Desde el principio de la pandemia he estado implicada como enfermera en el equipo de detección del covid-19 en el CAP de Sant Andreu de la Barca, donde en todo momento he realizado trabajo telemático porque formo parte de un grupo de riesgo. Durante la desescalada, además del seguimiento a nuestro cupo de población asignado, hago seguimiento a los positivos por coronavirus: sintomatología y contactos cercanos de la persona, a la cual le damos consejos de prevención sobre protocolos y aislamiento. Nuestro objetivo en la Atención Primaria es evitar que el paciente agudice y tenga que llegar al hospital: haciendo seguimiento de pacientes hemos evitado muchos ingresos hospitalarios. El sentimiento de muchos profesionales durante el desconfinamiento es un poco de rabia y pena, porque sales a la calle y, cuando ves la irresponsabilidad de mucha gente, parece que no se tomen en serio las medidas de seguridad a pesar de todas las personas que han caído por el camino. ¿Una anécdota personal? La sensación inolvidable de ver las caras de desesperación de mis compañeros cuando un día, en plena pandemia, desde Martorell nos derivaron pacientes y el caos de las ambulancias y la gente se apoderó de la calle".

Laura Marín, enfermera del CAP Sant Andreu de la Barca. / MARC VILA