29 nov 2020

Ir a contenido

GENTE CORRIENTE

Jordi Grivé: "Seremos el primer club de fútbol de España que se convierte en oenegé"

Es el impulsor del proyecto que ha convertido al modesto AE Ramassà, de Cuarta Catalana, en equipo embajador de la ONU en África

Mauricio Bernal

Jordi Grivé: "Seremos el primer club de fútbol de España que se convierte en oenegé"

ANNA MAS

Fue acompañando a unos amigos que corrían una maratón en Etiopía que Jordi Grivé tuvo la idea de llevar a la Associació Esportiva Ramassà, el club donde ha militado durante años, el equipo donde ostentaba la condición de capitán (luego fue entrenador, ahora es coordinador general), a jugar a África. A la misma Etiopía, para empezar. Las ideas surgen y las cosas se hacen. Así empezó la aventura de este equipo humilde de Les Franqueses del Vallès, actualmente en Cuarta Catalana, que durante seis años se ha desplazado a África a combinar deporte y solidaridad. Las últimas veces lo han hecho –tanto ha prosperado la idea– como embajadores de la ONU.

-Cuénteme, ¿qué vio en ese viaje que le hizo pensar en jugar allí?

-Bueno, ellos iban a correr en una población que se llama Awasa, y creo que era la primera vez que corrían allí, digámoslo así, unos blancos. Fue una experiencia singular, muy bonita. Se mezclaban camaradería, alegría, espontaneidad, curiosidad… Pensé en lo bonito que sería jugar un partido ahí.

-Difícil, ¿no?

-Sí, pero yo pensé que si fuera un gran acontecimiento probablemente sería más fácil de llevar a término. Pensé que si les decía a los jugadores: "¿Tú irías a jugar un partido contra la selección de Etiopía?", me dirían: "Tú estás loco, pero cuenta conmigo".

-¿La selección?

-Pues sí. Pensé: ¿alguien lo habrá preguntado alguna vez? Quizá nadie lo había pedido. Así que envié una carta. Lo que pasó es que justo en ese momento Etiopía estaba a punto de clasificarse al Mundial por primera vez en su historia. Jugaban contra Nigeria y el que ganara se clasificaba. Pensaba que sería un 'no' rotundo.

-¿Y no?

-No. Desde la federación etíope nos dijeron que la selección estaba en un momento complicado, pero nos proponían jugar contra el campeón del país. El Saint George, se llamaba.

-Bueno, no está mal. Para una equipo de Cuarta Catalana…

-No estaba nada mal. Es el equipo más laureado del país, el más potente a nivel de todo, de recursos, juega en el estadio nacional de Addis Abeba y tiene dos internacionales en la selección. Así que le digo al equipo: "Señores, tenemos un reto increíble. ¿Quién quiere venir en marzo del 2014 a jugar en el estadio de Addis Abeba un partido internacional?"

-¿Quién pagaba?

-Cada uno de su bolsillo. Hubo un jugador que tuvo que pedir un crédito para viajar. Una vez tuvimos claro que el partido se iba a realizar empezamos a pensar en qué íbamos a hacer para trabajar en un aspecto social o de cooperación. En realidad, los primeros dos viajes fueron de descubrimiento. El objetivo real se fue definiendo por el camino

-Hábleme del viaje.

-Fue apoteósico. Éramos el primer club de Europa que viajaba el país, no había ido nadie. Ellos se pensaban que iba el Barça. Y nosotros pensábamos, ¿y si nos meten 20 goles? Estábamos muy asustados. Dejamos el autobús en la puerta por si teníamos que salir corriendo.

-¿Qué ocurrió?

-No fue tan mal. Quedamos 6-0. Además, en el estadio había 20.000 o 25.000 personas. Piense que a nosotros habitualmente nos vienen a ver 20 o 25. Recuerdo todo el estadio puesto en pie, ovacionándonos. Inolvidable.

-¿Y la parte solidaria?

-Le explico: al principio, para no apartarnos de lo que somos, un equipo de fútbol, llevamos equipamiento deportivo. Luego nos pareció un objetivo muy pobre. Entonces nos pusimos en contacto con oenegés que trabajan en todos estos países, pensando que podíamos ser el motor impulsor de algunos de sus proyectos. Así trabajamos ahora. Algo debemos haber hecho bien si terminamos de embajadores de la ONU.

-Con niños sobre todo, ¿no?

-Sobre todo con niños, sí. Los niños son el futuro de cualquier país. Lo que pasa es que esto ha crecido mucho, implica mucho trabajo, hay que hacer seguimiento de los proyectos… Así que fuimos a la Generalitat y nos dijeron que estábamos ejerciendo de oenegé. Nos recomendaron organizarnos como tal. Y en eso estamos. Seremos el primer club fútbol de España que se convierte en oenegé.

-Dígame, ¿a qué países han ido?

-Hasta ahora hemos ido a seis países. Etiopía, Benín, Uganda, Camerún, Madagascar y Costa de Marfil.

-¿Y el próximo año?

-Estamos en ello. Tenemos varias opciones.