Ir a contenido

GENTE CORRIENTE

Carles Bonet: "Gracias a nuestro videojuego los pacientes retrasarán su ingreso en diálisis"

Ingeniero informático y programador, desarrolla en coordinación con el hospital de Can Ruti un 'serious game' para enfermos de riñón

Mauricio Bernal

Carles Bonet: "Gracias a nuestro videojuego los pacientes retrasarán su ingreso en diálisis"

RICARD CUGAT

Tendría que haber sido médico, como todos en la familia, pero Carles Bonet optó por la ingeniería informática; ahora, finalmente, tiene la oportunidad de combinar ambas cosas. Su proyecto KidneyApp, un 'serious game' (juego serio) para ayudar a los enfermos de riñón forma parte de la lista de finalistas del premio SPIN-UOC de la Universitat Oberta de Catalunya, puerta abierta para convertir proyectos académicos en iniciativas empresariales. Profesor de varios ciclos formativos de la Escola Pia relacionados con la programación informática –videojuegos, páginas web–, Bonet ha probado la primera versión del juego con pacientes del hospital de Can Ruti y los resultados son alentadores.

-Es su proyecto de doctorado, ¿no?

-Ahora es mi proyecto de doctorado, pero el proyecto lo desarrollamos originalmente en ViOD Games Studio, que es una pequeña empresa que tenemos para que los alumnos de estos ciclos puedan hacer sus prácticas. Aunque se dice que Catalunya es un país emergente en el tema de los videojuegos, la verdad es que empresas dispuestas a coger alumnos en prácticas hay pocas.

-¿Cómo definiría un 'serious game'?

-Un 'serious game', o juego serio, no es más que un videojuego con un propósito no lúdico. Su objetivo es enseñar a quien lo usa a llevar a cabo un cometido.

-Hablemos de KidneyApp. Cuénteme en qué consiste.

-Bueno, es un proyecto que hemos trabajado con Can Ruti dirigido a los pacientes con insuficiencia renal. El objetivo del juego es crear un entorno donde la persona, el enfermo, está en un piso haciendo su vida cotidiana. Entre otras cosas tiene que alimentarse, pero tiene que alimentarse de forma correcta, conforme a su patología.

-Que en los enfermos de riñón es fundamental, ¿no?

-Claro. El enfermo del riñón tiene que ir con mucho cuidado con lo que come. Tiene que cuidar las cosas con potasio y sodio elevado. Un enfermo del riñón en estado avanzado, si se toma varios plátanos acaba en el hospital.

-Pero no es solo la alimentación, supongo.

-Primero hicimos la parte de la comida, luego la parte del ejercicio y luego la parte de la información.

-¿La información?

-Sí. Cuando se les diagnostica la insuficiencia renal, los enfermos pasan por un par de visitas a enfermería donde se les explica a partir de ese momento qué tienen que hacer: la dieta que deben llevar, la actividad física, etcétera. De la reunión salen con un dosier que se llevan a casa.

-¿El juego supliría esto?

-No. No se trata de que supla esa visita a enfermería. Se trata de una herramienta que dé un soporte extra a estos enfermos.

-Ahora trabajan en la segunda versión, ¿no? Por decirlo así.

-Sí, ahora, en el marco del doctorado, la idea es hacer una versión mejorada. En ese primer diseño nos olvidamos, entre comillas, de una parte importante: la de los pacientes. Diseñamos una herramienta entre expertos médicos e ingenieros, pero nos olvidamos de preguntarle al paciente cómo quería que fuese este juego.

-En concreto, ¿qué beneficios tendría para los pacientes?

-Pues la teoría es que gracias a nuestro videojuego los pacientes serán capaces de adoptar hábitos de conducta adecuados que retrasarán su ingreso en diálisis. Lo cual significa calidad de vida, reducción de costes sanitarios y un mejor estado emocional de los pacientes.

-Imagino que la idea es, no sé cómo decirlo: engancharlos.

-Sin duda. Hay que conseguir que el usuario se conecte y juegue. Habrá un hilo narrativo y recompensas de algún tipo. Conseguir el grado de adherencia al juego es importante. En nuestro juego y en todos.

-Cuénteme, ¿está extendido el uso de juegos serios en el mundo sanitario?

-Cada vez va a más, sin duda. Todos los hospitales están empezando a invertir sus recursos de I+D en juegos serios, telemedicina e inteligencia artificial. Ayuda a los pacientes y a los médicos y abarata costes.