Ir a contenido

Gente corriente

Lluís Font: "Mi abuela siempre decía que venía de una princesa mexicana"

Un vecino de Girona explica cómo descubrió su parentesco con el mítico líder azteca Moctezuma.

Gemma Tramullas

Lluís Font: "Mi abuela siempre decía que venía de una princesa mexicana"

Este empresario dedicado a la comercialización de jamones vive en Girona y tiene una batería y una colección de sombreros vaqueros en casa. Lluís Font (Salt, 1950) es uno de los miembros de la banda The Country Revival Farmers, que popularizó el country hace más de 20 años, y hoy sigue tocando música americana de los años 50 y 60 con los Bad Monroe's. Pero más allá de la música, su relación con el continente americano es mucho más…. familiar.

Su historia llama mucho la atención.
Lo que le voy a contar no se lo va a creer. Cuando dices que eres descendiente del emperador azteca Moctezuma la gente no suele tomarte en serio.

No me extraña. 
Empezaré por contarle cómo lo descubrí yo. Tenía más de 30 años cuando me enteré de quién era mi abuela paterna, Clementina Triadú i Grau. Iba a verla cada 15 días a la residencia y ella siempre decía que venía de una princesa mexicana, pero no le presté mucha atención.

Falleció sin dar más detalles.
Así fue, pero al cabo de los años me llamó Ventura Pons, el director de cine. El segundo marido de mi abuela era pariente suyo y ella lo había cuidado cuando era niño. Lo llevaba al cine por las tardes y de ahí surgió su vocación. Se querían mucho. Un día recibió una postal navideña de un actor catalán que firmaba Grau de Moctezuma, le llamó y así fue como descubrió que lo que decía mi abuela tenía sentido.

¿Y cuál sería el origen de este peculiar parentesco?
Después de la conquista de México, Hernán Cortés volvió a casa llevándose consigo tres hijos de Moctezuma. La princesa Xipahautzin acabó emparejada con un miembro de la expedición de Cortés, Joan Grau, que era barón de Toloriu, un pequeño pueblo de la comarca del Alt Urgell. En 1536 nació su hijo: Joan Pere de Grau i Moctezuma.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Grau como su abuela.
Mi bisabuela, la madre de Clementina, era de Toloriu y el genealogista Joaquim Pont ha reconstruido el árbol genealógico de la familia hasta el año 1600. Supongo que habrá más gente con el apellido Grau que vengan de aquí, pero yo no conozco ninguno.

Ha ido reconstruyendo la historia de su abuela como un puzle.
Todo esto lo he sabido gracias a gente que lo ha investigado, como el historiador Jordi Bilbeny y Anselm Ercilla, que es quien más sabe sobre Toloriu. Además, acaban de publicarse dos libros que también documentan esta historia: He tastat molts fruits de l’arbre de la vida, de Ventura Pons, y la novela A cavall del vent, de Imma Tubella.

¿Qué objetivo tiene contarlo ahora?
¿Yo? Ninguno. Si usted no me hubiera llamado no estaría contándolo. En los años 60 hubo una polémica en la prensa de Madrid acerca de los herederos de Moctezuma, pero en todo caso yo no pretendo otra cosa que restaurar la memoria de mi abuela.

¿Por qué?
Porque nunca la creyó nadie. ¿Sabe qué es lo más bonito de esta historia? Cuando mi abuela se enteró de que yo era su nieto empezó a escribirme cartas todos los años. Las encontró mi mujer hace un par de años bajo un montón de trastos en el garaje de la casa de mi padre. Nunca me las dieron. La mayoría ni siquiera están abiertas.

¿Las ha leído?
No, tengo que estar preparado para eso porque me echaría a llorar. Mis abuelos se separaron cuando mi padre era un niño y a mí nunca me hablaron de ella. Mi padre tuvo una infancia muy dura y rechazaba todo lo que viniese de su madre. Era un trauma familiar y yo lo llevé siempre en silencio. Como ve, vengo de una familia muy desestructurada, como todas las familias reales [ríe].