Ir a contenido

Gente Corriente

Laura Farré Rozada: «Lo que entendemos no lo olvidamos»

Pianista y matemática, ha ingeniado un inteligente método para memorizar melodías que interpreta

Carme Escales

Laura Farré, pianista y matemática, en al Escola Superior de Música de Catalunya.  

Laura Farré, pianista y matemática, en al Escola Superior de Música de Catalunya.   / ÁLVARO MONGE

Como las piezas de un puzle, las composiciones musicales sobre el pentagrama quedan anexadas como camino a la melodía. Memorizarlas mecánicamente, como quien estudia conceptos sobre un texto reteniendo el lugar de cada nota, es una posibilidad. Laura Farré Rozada (Vilanova i la Geltrú, 1990) aprendió a ir más allá. Se sirve de las matemáticas para agrupar los tempos de cada obra que interpreta al piano. Así busca  entender los espacios temporales y sonoros que el compositor deseó. Ha sido su herramienta para ayudarse a compaginar sus carreras de piano y matemáticas. En Londres, donde se acaba de graduar en un máster de piano contemporáneo, sintió la necesidad de preparar un disco con obras de compositores del siglo XX, es su 'The french reverie'.

¿Cuál fue su motivación sobre el disco?

Después de más de 20 años estudiando piano, llega un punto en el cual reflexioné sobre lo que me quedaba. Tenía la sensación de que todo lo que había hecho quedaba en nada. El arte es así de efímero. Si dejo de estudiar una obra, progresivamente desaparece. Al menos en pintura, el cuadro es una obra física. En la música, transmitimos en conciertos, pero siempre llegas a un público limitado. Yo necesitaba fijar la música.

¿Qué resume el título ‘ensueño francés’?

Invita a soñar la música francesa del siglo XX. En los sueños siempre hacemos conexiones que escapan de la lógica de la vigilia. Por  ello el disco no obedece a un orden cronológico de las obras o solo de autores franceses. La de un autor de Israel (Ofer Ben-Amots) es un tributo a las víctimas del Holocausto. El disco repasa el impacto que tuvo la segunda guerra mundial en la cultura musical de Francia.  También hago un paralelismo entre la danza barroca que inspira la obra de Thierry Escaich, y la búlgara de Vladímir Djambazov.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

¿Qué sueño asocia a este disco?

Que el público descubra a los autores y pierda el miedo a la música contemporánea. La mayoría de compositores del disco están vivos y los fui a ver y toqué para ellos. La segunda parte del proyecto es la gira por diferentes países. El 19 de septiembre lo presentaré en el Centre Cívic Urgell de Barcelona, el 4 de octubre en el Auditori de Vilanova y al día siguiente en la Casa Elizalde en Barcelona (www.laurafarrerozada.com)

Su disco existe gracias al crowdfounding de Verkami. 208 mecenas de 28 países. ¿Pensó directamente en hacerlo así?

Sí, me pareció que así los mecenas a quien les entregaba el disco acabado de grabar se convierten en altavoces también. Es una colaboración doble la que se recibe. La profesión de músico es muy solitaria y esta es una buena manera de combatir el individualismo. El Liceu también pudo ser construido gracias a mecenas.

Cuénteme cómo memoriza las obras.

Analizo la composición e intento simplificarla. Identifico los elementos que crean su complejidad y así voy encontrando la esencia, los pilares de la partitura. Las matemáticas me han ayudado a entender la lógica del compositor. Siempre toco de memoria, pero primero he comprendido cómo se había compuesto, he desarrollado el sentido crítico y la capacidad de abstracción. Uso la mente no para reproducir. Todo lo que aprendes tiene un impacto en ti y puede tener un impacto en la sociedad. Además, lo que entendemos no lo olvidamos. Entender las obras minimiza el pánico escénico, te da más recursos y seguridad porque partes de emociones que entender la obra te ha guardado en la recámara.

¿Lo aplica eso más allá de la música?

Sí, ante cualquier problema complejo, busco técnicas que me permiten simplificar, hacer el proceso más eficiente.

¿Se quedará en Londres a vivir?

Por ahora sí, allí se valora más el trabajo del músico. Es una sociedad que desarrolla la habilidad musical desde la infancia.

0 Comentarios
cargando