Ir a contenido

GENTE CORRIENTE

David Montero: "En mi casa, Gondry es dios"

Vecino de Vidreres, apasionado de la obra de Michel Gondry, expondrá por un día su notable colección de objetos del cineasta francés

Mauricio Bernal

David Montero: "En mi casa, Gondry es dios"

JOAN CASTRO / ICONNA

El hilo que articula esta historia empezó a desplegarse hace una década más o menos, en el 2007, cuando David Montero tuvo su inaugural 'momento Gondry'; cuando vio la primera película del que estaba destinado a convertirse en su tótem, su ídolo, el cineasta francés Michel Gondry. Fue una revelación. Los acontecimientos a partir de entonces se desarrollaron se puede decir que de una manera escalonada, con un capítulo que destaca por encima de todos que fue cuando conoció al artista. Pero ocurrieron más cosas, y se puede decir que todo desemboca en este día de hoy, este viernes 9 de febrero, cuando Montero expondrá en el Teatre Casino La Unió de Vidreres su colección de Gondry, cuando contará lo que sabe de Gondry; cuando –quizás lo más importante– revelará a los vecinos el vínculo privilegiado que une al cineasta con el pueblo.

-¿Cuál fue esa película? La primera.

-Fueron dos, una detrás de otra. 'Olvídate de mí' y La ciencia del sueño.

-¿Dice 'Olvídate de mí' o dice…?

-'Eterno resplandor de una mente sin recuerdos'. Sí. Es una traducción malísima. No tiene sentido.

-¿Qué le gustó tanto?

-No me gustaron, me dejaron alucinado. Por ahí dicen: “Las emociones están sobrevaloradas”, y yo digo que no, las emociones son lo único que tenemos. Gondry es eso, es emoción.

-Le gustaron esas películas…

-Pero mi preferida es 'La ciencia del sueño'.

-De acuerdo. Le gustaron esas películas. Le gustaron tanto que… ¿Que qué?

-Que empecé a buscar todo lo que había de él. Libros, películas, todo.

-Obviamente le siguió gustando.

-Me reafirmé en mi primera opinión, sí. Yo siempre digo que en mi casa Gondry es dios.

-Dios. A quien conoció, ¿no? ¿Me cuenta?

-Bueno, en aquella época yo era monitor en un esplai de Vidreres, el Grup d’Esplai Vidrerenc. Tenía un amigo allí, Carles Sans. Él sabía que yo era muy fan. Un día le dije: “Mira, Gondry hace una exposición en Sète”.

-Sète.

-Un pueblo de Francia.

-Fueron.

-Fuimos. Haciéndonos pasar por periodistas. Se supone que era mi regalo de cumpleaños. Siempre he dicho que es uno de los mejores regalos de cumpleaños que me han dado.

-¿Y qué tal? ¿Volvió a afirmarse?

-Totalmente. Nos sentamos con él, charlamos, hicimos bromas… Nos firmó las carátulas de sus películas y se fotografió con nosotros. Le regalamos una camiseta del esplai, le explicamos que cada año el esplai sacaba una camiseta y le pedimos que hiciera el dibujo de la siguiente. Es un tío tan sencillo y tan majo que allí mismo lo hizo.

-Dígame que le llevaban algún regalo.

-Claro. Yo había cogido un disco de Fred i son para regalárselo. ¿Los conoce?

-Pues no.

-Son un grupo barcelonés. El caso es que años más tarde Gondry acabó haciendo la carátula del tercer disco del grupo, y ahí tuve algo que ver. Digamos que hice de intermediario.

-Hábleme de la exposición.

-Es en el marco de un cine fórum que hace una organización cultural de Vidreres, la Associació Vitraris.

-¿Ponen una de Gondry?

-'Eternal sunshine…' 'Olvídate de mí'. Saben de mi historia con Gondry y me propusieron presentar la película, y yo les ofrecí hacer no solo la presentación sino una exposición.

-¿Tiene muchas cosas de de él?

-Todo lo que he podido encontrar. Películas, libros, fotos, camisetas, afiches… Yo digo que soy el mayor admirador y coleccionista de Gondry en España, y quizá en el mundo. Antes de la proyección de la película voy a hacer una visita guiada por la exposición, y va a ser una visita muy emocional porque voy a subrayar la relación de Gondry con Vidreres. La historia de la camiseta.

-'Todo sobre Michel Gondry'.

-Es un homenaje a Almodóvar. Si se fija, los caracteres son los de 'Todo sobre mi madre'. Almodóvar es el director vivo favorito de Gondry… Y uno de los míos también. 

0 Comentarios
cargando