Ir a contenido

GENTE CORRIENTE

Lola Alfonso: «Si una frase hace sonreír a alguien ya es suficiente»

Oriunda de Sants, es quien nutre 'Las frases de Lola' para repartir sonrisas en Facebook

Carme Escales

Lola Alfonso: «Si una frase hace sonreír a alguien ya es suficiente»

FERRAN NADEU

Ahora que ya no corren chistes en nuestras vidas cotidianas, ¿Reímos menos? Huérfanos de Gilas y Eugenios, los chistes ya no se comparten, ahora son parte del guion de cómicos monologuistas. Hoy los bufones y truhanes comunitarios se camuflan en las redes sociales. Pasan mensajes que con risas y sonrisas se aplauden. El 31 de diciembre miles de personas lo hicieron con un chocante deseo: «Yo al 2018 solo le pido que todas las mandarinas me salgan buenas». Lo compartió Lola Alfonso Sala (Barcelona, 1957). Ella es quien mueve los hilos de una marioneta que actúa en Facebook: Las frases de Lola. 

–¿Cada día cuelga una frase? Dos. Una a las nueve de la mañana y otra a las seis de la tarde. Las dejo programadas.

–¿Cuánto tiempo dedica a la semana a este curioso entretenimiento? Ocho o diez horas. Lo hago sobre todo el fin de semana. Me entretengo buscando, porque muchas no son mías, están ya en las redes, algunas en Twitter, otras sí las escribo yo.  Las empecé a compartir en mi Facebook personal porque me hacían gracia. Y un amigo hace unos tres años al ver tantos Me gusta, me sugirió que abriera una página para publicar solamente las frases. Y lo hice.

–¿Cuántos seguidores tiene? Camino de los 5.000. Ninguno comprado.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

–En las redes todo es más de todos... ¿No se interesa por la autoría de las frases? La mayoría ya han sido compartidas por varias personas. Yo ya advierto que no todas son mías. Pero es lo mismo que ocurre con los chistes, ¿de quién son? Las frases que yo cuelgo no dejan de ser chistes.

–¿Qué temas mandan en su selección? Procuro que no toquen política, ni religión, no quiero crear polémicas porque mi objetivo es divertirnos. Si una frase hace sonreír a alguien, ya es suficiente. Eso ya me llena. Además, hay seguidores de otros países, de Latinoamérica, por ejemplo, por lo tanto trato de centrarme en cosas que nos son próximas a todos por igual. Temas cotidianos. Claro que nunca llueve a gusto de todos y tengo que ir con pies de plomo.

–Imagino que al elegir las de enfoque machista o feminista tendrá dudas. Sí. Las machistas tienen más mala leche. Prefiero evitarlas. De todos modos no me identifico con todo lo que publico. Las feministas tienen que hacer mucha gracia, si me parece buena ironía la elijo, yo soy muy irónica, me gusta el humor inglés. Alguien me dijo que a los del signo Tauro nos va el humor. 

¿Ha reído mucho a lo largo de su vida? No. Creo que todos lloramos mucho más que reímos. Hay muchas maneras de llorar... Y es mucho más difícil hacer reír, por eso si alguna vez me he planteado dejar de poner frases, solo pensar en esa sonrisa o risa que pueda arrancarle a alguien, me animo a seguir. Y yo no miro películas cómicas porque no me hacen reír. Prefiero dramas, lloro enseguida. Me encantan. Cuanto más lloro, más buenas me parecen.

–Sus frases que hacen sonreír también esconden realidades que rascan. Una de ellas: «¿Cómo habéis pasado Nochebuena y Navidad?, ¿bien o en familia?»... Hubo gente que no la pilló. Me fijé que respondían: "Bien y en familia". Todas las frases, en su fondo, tienen realidad.

–Y las vincula a cada época del año... Sí, ahora tocan dietas y cuesta de enero: «Con estos kilos de más, va a subir la cuesta de enero Rita la cantaora»; «Cocina creativa es la de fin de mes, con la nevera vacía». Pero las de croquetas las tengo presentes siempre: «No te fíes de la gente a la que no le gustan las croquetas»; «El único frío que me gusta es el de '¿frío unas croquetas?'»; «Si no os gustan mis frases, me lo decís y os frío unas croquetas» (...) En fin... «Años diciéndoles a mis hijas que no hablen con desconocidos para acabar yo aquí».

0 Comentarios
cargando