Ir a contenido

GENTE CORRIENTE

Carol García: «Muchos están atrapados en una vida que no desean»

Ayuda a poner en orden las ideas, priorizar tareas, discernir lo importante y urgente. Y que nos guíen en ello nuestros valores.

Carme Escales

Carol García: «Muchos están atrapados en una vida que no desean»

RICARD FADRIQUE

Una caja de galletas Campurriana tenía la medida justa para archivar en ella cartas que Carol García (Barcelona, 1973) recibía de sus amigos de Galicia, donde veraneaba. Las ordenaba alfabéticamente, según el nombre del remitente. También por fecha. Y con cada una, guardaba también el borrador de sus respuestas. Cuando se independizó con su pareja, echó un vistazo a todo aquel correo y se despidió de él. Orden, limpieza y prioridades marcan la labor y hábitos de esta, hoy, organizadora profesional. Carol García ayuda a encauzar orden, tanto en lo material, como en el caos mental.
 
–¿Qué la llevó hasta su profesión actual?
–Soy de la primera promoción de Relaciones Laborales en la Universitat Pompeu Fabra. Elegí esos estudios porque me atraía la parte más humana, la organización del trabajo teniendo en cuenta a las personas y su vínculo con la empresa. Pero me harté de perseguir, en el mercado real, la utopía que nos habían enseñado en la carrera.
 
–¿Qué utopía?
–El departamento de recursos humanos ideal, donde poder desarrollar todo lo idílico, el acompañamiento de la persona cuando se incorpora a un empleo, y detectar qué es lo que funciona en cada trabajador para crear más y mejores flujos de trabajo.
 
–Optó entonces por hacerlo por libre.
–Sí. En el 2014 quise montar una tienda on line para vender un tocador de maquillaje diseñado por mi marido. Me preparé con diversos cursos, mientras cuidaba de mis dos hijos. Fue estresante. Tuve que aprender a organizar el trabajo desde casa compaginándolo todo. Y cuando me di cuenta había creado mi propio estilo de hacerlo. Escribí el ebook  Organízate trabajando desde casa. Además, descubrí que existía la profesión de organizadora profesional.
 
–Montó www.organizarmeconestilo.com para ayudar a poner orden en todas las dimensiones. ¿Por dónde se empieza?
–Organizarse implica tomar decisiones. Y para decidir libremente necesitas establecer criterios para hacerlo. Los criterios están basados en objetivos y valores. Cuando empiezas a tirar del hilo para hallarlos, descubres que todo es cuestión de autoestima, debes conocerte a ti mismo, saber qué es importante para ti en la vida. Y, en función de ello, trazas el camino, la ruta más eficiente para alcanzar tus objetivos.
 
–¿Nos proponemos demasiado?
–En general, abrimos demasiadas pantallas en la mente. La multitarea supone un desgaste, un sobreesfuerzo mental. Se rinde más cuando se planifica y se divide. No hay vagos, ni gente desmotivada sin causa. Sí que se puede dar una relación de hastío con el trabajo, pero todo se puede resolver, aunque para ello no hay que tener miedo al cambio. A mí me encantan los cambios, pero controlo lo que puede pasar.
 
–¿Qué es lo importante y qué lo urgente?
–Lo urgente está relacionado con un vencimiento en el tiempo, una cita o un compromiso. Si no lo cumples, generas un nuevo problema. Lo importante puede ser urgente o no, pero está alineado con tus objetivos y valores. A partir de ello, priorizamos.
 
–¿Cómo?
–Simplificando. Yo tengo mi regla de tres: estableciendo lo que hay que hacer hoy, lo que conviene hacer en unos días, y lo que desearíamos haber hecho algún día. Y lo que más cuesta hay que hacerlo en las horas de más producción.
 
–¿El caos externo siempre es reflejo del caos interno, y viceversa?
–El caos son todas las decisiones que no se han tomado, o que alguien ha tomado por nosotros. Hay mucha gente atrapada en una vida que no desea. Algunos la prefieren porque les da miedo tomar la responsabilidad de un cambio. Yo diseño sistemas a medida para hacer fácil ese cambio. 

0 Comentarios
cargando